El clima en Neuquén

icon
Temp
94% Hum
La Mañana inflación

El Gobierno adelantó que la inflación de julio "va a dar mal"

Una funcionaria aseguró que el IPC de este mes "va a dar un dato para arriba" después del salto que viene teniendo el dólar. El FMI advirtió su preocupación sobre el tema.

En medio de la fuerte escalada del dólar y los precios, desde el Gobierno ya adelantaron que la inflación mensual de julio “va a dar mal”, es decir mucho más arriba de lo previsto. Según Cecilia Todesca Bocco, secretaria de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, el IPC de este mes “va a dar un dato para arriba” después del salto que viene teniendo el dólar.

“Este mes (la inflación) va a dar mal porque tuvimos expectativas de devaluación muy fuerte y se anticiparon aumentos de precios. Ha sido un mes muy difícil y va a dar un dato para arriba, estamos en un momento de tensión cambiaria", señaló. El mes previo, según el INDEC, la inflación había sido del 5,3% y el acumulado del primer semestre rondaba el 36,2%.

Te puede interesar...

La funcionaria reconoció además que “la gente está enojada” porque “la inflación es muy molesta”, pero dijo que “no es que está todo mal" y que los conflictos se deben a que "hay problemas en la distribución del ingreso".

En la misma línea, esta semana el FMI manifestó su preocupación por la aceleración inflacionaria de los últimos meses, dijo que los precios están “desanclados”, y analiza recalcular la estimación de inflación de 2022 (que hasta ahora preveía en 62%).

FMI.jpg

“Los riesgos de implementación de políticas (económicas) siguen siendo agudos en el contexto de un entorno económico, social y político muy complejo y de presiones salariales y de gasto constantes. La alta inflación, si no se aborda, podría alimentar aún más el descontento social y debilitar el apoyo político al programa”, sostuvo el organismo.

Y el economista jefe del FMI, Pierre-Olivier Gourinchas, aseguró que “la primera prioridad debe ser devolver la inflación a un entorno más estable, y la cuestión que se está debatiendo ahora es si la actual combinación de políticas es suficiente”.

Sin instrumentos de ahorro atractivos y con un dólar blue cada vez más caro en medio de una alta expectativa de devaluación, la alternativa para consumidores y comerciantes es consumir más o anticipar compras. El único problema es que el salario acumula varios años de pérdida contra la inflación y, pese a que este año las paritarias cerraron en torno al 60%, los ingresos siguen perdiendo en términos reales. Y el escenario es peor para los trabajadores informales.

La inflación de marzo fue de un muy elevado 6,7%.

Por eso, los analistas sostienen que el consumo continuará su tendencia de desaceleración y este mes podría ya mostrar signos negativos respecto a un año atrás. Según datos de la consultora Scentia, el consumo creció apenas 1,1% en junio contra un año antes, aunque en el AMBA las ventas cayeron 3,1%.

El dato de julio sigue abierto ya que luego de la renuncia de Martín Guzmán como ministro de Economía mucha gente se volcó a los comercios para adelantar compras (desde electrodomésticos hasta alimentos) para cubrirse de una eventual devaluación y una nueva suba de precios.

Estas compras estuvieron también impulsadas porque ser comienzo de mes y el cobro del aguinaldo, pero luego la situación se normalizó y la expectativa es que la demanda seguirá cada vez más retraída. Desde la consultora Analytica esperan que “el consumo caiga en el segundo semestre por una contracción en el ingreso de las familias, aunque seguirá habiendo mayor propensión a consumir en un contexto de elevada inflación como una forma de preservar los ahorros”.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario