El Jordan del fútbol: Lio volvió con un triple

En Chicago, la Selección se aseguró el pasaje a cuartos al vapulear 5-0 a Panamá. Messi regresó con toda la gloria.

Chicago.- Argentina goleó a Panamá 5 a 0 en su segunda presentación en la Copa América y selló su clasificación a la siguiente ronda. Messi entró media hora, metió tres goles, fue la figura y el estadio se rindió a sus pies. Otamendi abrió la cuenta y Agüero le puso el moño a la noche. Luego de un comienzo con pierna fuerte, Argentina llegó al gol en apenas tres minutos. Di María tiró el centro y Otamendi ganó en las alturas para poner el primero y comenzar a encaminar la victoria.

De inmediato, Higuaín, con una buena media vuelta, exigió al arquero Penedo y casi mete el segundo.
Panamá intentó responder de pelota parada, pero tras una serie de rebotes Funes Mori despejó el peligro. De todas formas, de a poco se fue animando el cuadro centroamericano ante una Argentina a la que le costó manejar la pelota después del gol. La más clara para los vestidos de rojo llegó a los 28 minutos, con un tiro libre peligroso que picó muy cerca de la línea de gol pero que Romero despejó a puro reflejo. De todas maneras, la Albiceleste no fue clara en la primera etapa en un partido muy friccionado.

53 goles marcó Messi en la Selección y está a uno del récord de Gabriel Batistuta.

Dos minutos más tarde llegó la expulsión de Godoy por un golpe sin pelota sobre Gaitán, cuando Panamá era más que Argentina.

A partir de ahí, la Selección intentó tomar el control del partido, pero llegando al final de la etapa recibió un revés inesperado. A Di María le tiró atrás y pidió el cambio de inmediato, por lo que Martino le dio cancha a Erik Lamela.

Messi entró por Augusto a los 15 del complemento y el público estalló.

Ya en el complemento, el equipo del Tata salió mejor plantado y estuvo cerca de anotar el segundo de entrada. Rojo metió un buen centro y el Pipa casi la empuja pero, tras una serie de rebotes, Penedo se quedó con la pelota.

Argentina se mostró mejor que en la primera mitad y llegó otra vez con una buena jugada colectiva que Banega concluyó con un remate desde lejos a las manos del 1.

"Fue un partido difícil, muy físico. Nos costó después del gol tener más profundidad. Después ya vieron lo que pasó". Gerardo Martino. Entrenador de la Selección

"Por suerte pude dejar atrás los dolores. Fue un gran trabajo de todos contra un rival muy duro. Teníamos que ganar para asegurar el primer puesto y lo hicimos". Lionel Messi. La figura excluyente de la noche

Llegando a los 10 minutos, Banega filtró una gran pelota para Higuaín, que quedó cara a cara con el arquero pero cuando se dispuso a definir lo taparon de atrás y la pelota se fue al córner.

El momento cúlmine en el estadio llegó a los 15 minutos, cuando el Tata Martino decidió darle ingreso al mejor del mundo. Lionel Messi entró por Augusto Fernández y no tardó en desnivelar. En la primera que tuvo, la mandó a guardar. Tras un error en la salida, quedó cara a cara con el arquero y definió de zurda para liquidar el partido. Poco después, el número 10 volvió a frotar la lámpara y con un tiro libre exquisito, inatajable para el arquero, puso el tercero para el delirio de todo el estadio.

Pero el show del jugador del Barcelona no se detuvo. Recibió de Banega dentro del área, se sacó a un hombre de encima y definió al segundo palo para poner el cuarto.

La frutilla del postre la puso el Kun Agüero (entró por el Pipa) tras un tremendo pase de Lio que Rojo le bajó para que definiera.


Triunfazo importante para seguir ilusionándose con la Copa y con que el 10 siga haciendo de las suyas.

Di María se lesionó de nuevo y preocupa

Justo cuando la Selección recuperó a Lio Messi, se lesionó otro as del equipo, Angel Di María. La victoria y la clasificación argentina se vieron opacadas por lo que le sucedió a Fideo, hasta aquí la figura de la Albiceleste en la Copa América.

El volante, que ejecutó el tiro libre que derivó en el gol de Otamendi, sufrió una dolencia y debió ser reemplazado a los 42 minutos del primer tiempo por Erik Lamela. Fue tras un centro largo que buscó cabecear. De inmediato hizo señas al banco de suplentes en reclamo del cambio.

Di María ya se había lesionado en octavos de final del Mundial 2014, ante Bélgica, y en la final de la Copa pasada, frente a Chile. En las próximas horas, los estudios determinarán el grado de la lesión.
Por el lado de Panamá, Pimentel se lesionó también en el primer tiempo y lamentablemente sufrió fractura de cadera.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído