El maleficio de la Champions para los DT argentinos

Pochettino se agrega a Simeone y Cúper, que también perdieron en la final. Hay que retroceder hasta el año 65 para encontrar un antecedente favorable en la definición de la Orejona.

No hay caso. A los entrenadores argentinos les cuesta en la final de la Champions League. Mauricio Pochettino también chocó esta tarde contra ese karma al caer en la definición del máximo torneo europeo con el Tottenham ante el Liverpool por 2 a 0.

Hay dos entrenadores argentinos que fueron campeones de la antigua Copa de Europa: Luis Antonio Carniglia y Helenio Herrera. Carniglia lideró al Real Madrid en su tercera y cuarta corona, en 1958 y 1959, mientras que Herrera lo hizo en el Inter de Milán en 1964 y 1965.

Te puede interesar...

Pero después fueron todas pálidas. Juan Carlos “Toto” Lorenzo, uno de los entrenadores más reconocidos en la historia del fútbol argentino, jugó la final con el buzo del Atlético de Madrid ante el Bayern Munich en 1974, pero terminó cayendo: tras el 1 a 1 en el partido, fue vapuleado 4 a 0 en el desempate.

Los otros casos son muchos más recientes. Héctor Cúper y Diego Simeone perdieron el certamen que todos sueñan con ganar dos veces seguidas. El ex entrenador de Huracán, famoso por su desgracia en las finales, llevó a la gran definición al Valencia en 2000 y 2001. Cayó en ambas: en la primera 3 a 0 ante el Real Madrid, en la segunda fue por penales ante el Bayern Münich tras igualar 1 a 1 en el tiempo reglamentario.

En tanto, el Cholo perdió las dos finales con su Atlético Madrid ante el eterno rival, encima, el Real Madrid. En 2014 fue con goleada incluida, 4 a 1 en tiempo suplementario tras igualar 1 a 1. Y en 2016, la derrota se produjo por penales tras igualar 1 a 1.

¿Cuándo se cortará la racha?

LEÉ MÁS

¿Qué promocionaba la nudista que interrumpió la final de la Champions League?

El penal insólito que empezó a definir la final de la Champions League

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído