LMNeuquen empresas

Empresas: apostaron a las segundas marcas y crecieron un 30% en 2019

A través de la venta sin intermediarios y un sistema de franquicias, Luz Azul ya tiene 33 puntos de comercialización en el país.

Gracias a una estrategia de venta directa al público, la empresa láctea Luz Azul logró posicionarse en el mercado desde su perfil de segunda marca y expandir su presencia por distintos territorios del país. La firma de capitales nacionales creció un 30% este año y ya tiene 33 puntos de venta en Argentina.

La compañía tiene su planta de producción en la localidad bonaerense de Azul. Allí llegan, cada día, entre 85 y 90 mil litros de leche, que son procesados para generar los artículos distintivos de la marca. Entre ellos, se incluyen el dulce de leche y los quesos blandos (cremoso, por salut), semiduros (pategrás, fontina y gouda, entre otros) y de pasta dura (sardo, provolone y parmesano).

Te puede interesar...

Luz Azul registró un crecimiento del 30% anual tanto en producción como en facturación. Su salto se explica no sólo por el cierre de las plantas de SanCor sino también por una caída en el precio internacional de la leche en polvo y la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores, que decidieron inclinarse por marcas alternativas que ofrecieran precios más competitivos.

Según señalaron desde la empresa, el objetivo fijado para este año fue demostrar a los clientes que las marcas menos reconocidas pueden producir quesos de alta calidad y a precios muchos más accesibles que las etiquetas más posicionadas.

Su estrategia de franquicias cumplió un importante rol en el proceso de expansión de la firma láctea, que cuenta con seis locales propios y otros instalados por terceros. La inversión estimada para instalar un local de la marca es de unos 50.000 dólares e incluye, además de la mercadería de la empresa y la maquinaria necesaria, la capacitación al personal y el asesoramiento de Luz Azul.

En este contexto, las autoridades de la compañía decidieron realizar una inversión millonaria para dotar de más tecnología a su planta y así aprovechar el concentrado de suero, que tiene otros canales de comercialización, como los de firmas relacionadas a la nutrición y los panificados.

La clave de su éxito, según afirman, se basa en la cadena de comercialización sin intermediarios que les permite ofrecer precios más competitivos. “Estamos prácticamente en todos los eslabones de la cadena, recolectamos la leche, la procesamos y en nuestro transporte propio también la distribuimos en los locales para que llegue directamente al público. A la par, rubricamos alianzas con otras pymes para que sumen productos lácteos que nosotros no producimos o de otro tipo que se complementan con los nuestros”, señalaron.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario