Conociendo la popularidad del pequeño, el jefe de Estado decidió cargarlo y mostrarle la oficina presidencial, pero para desgracia del mandatario, el bebé se mostró muy inquieto e incluso lloró cuando lo sentaron en el sillón de Rivadavia.

Dado que Mirko jamás se comportó así durante los diferentes viajes que realizó, en las redes sociales se hicieron un festín y no pararon de burlarse de Macri. “La única vez que vi a Mirko llorando y fastidioso fue mientras estuvo con Macri. Ese bebé es sabio”; “Mirko nunca llora y lloró con Macri, nada más”; “Vieron que Mirko nunca llora pero ayer Macri lo tuvo a upa y lloró, ¿casualidad?” y “Mirko es el bebé más alegre del mundo pero lo toca Macri y llora”, fueron algunos de los comentarios de los usuarios.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído