En Rincón de Emilio ahora se roban entre los vecinos

En una camioneta Amarok se llevaron bolsas de cemento.

Neuquén
La vergüenza en los barrios ha desaparecido. Una pareja de Rincón de Emilio se subió a su camioneta Amarok y tras dar un par de vueltas por el barrio decidió robarse diez bolsas de cemento de una obra en construcción. En la huida fueron atrapados por la Policía.

Todo ocurrió el miércoles alrededor de las 23:30 cuando “dos empleados de una empresa de seguridad de una obra en construcción avisaron al comando sobre una camioneta Amarok color gris que estaba dando vueltas por la zona. “De inmediato, se implementó un patrullaje preventivo”, explicó el comisario inspector Henry Leppe.

CIFRA
1200 pesos es el valor del botín.
Cada una de las bolsas de cemento robadas por esta pareja, que vive en el mismo barrio que su víctima, tiene un valor de mercado de 120 pesos. Queda a la luz que el delito atraviesa a todos las barriadas neuquinas.

Al llegar al lugar, los efectivos de la Comisaría Cuarta observaron una camioneta de similares características circulando por avenida Costa del Río.

A unas cuadras, en calles Océano Pacífico y Mar Caspio, el móvil interceptó al hombre de 55 años y la mujer de 53 que iban en la Amarok denunciada.

En ese momento, vieron que la compuerta de la caja estaba abierta y que había 10 bolsas de cemento de 50 kilos.

“Al consultarles sobre la procedencia de las mismas, no pudieron especificar los detalles, por lo que se los identificó y trasladó hasta la comisaría”, comentó el comisario Leppe. Se dio intervención a la Fiscalía de Respuestas Rápidas, que dispuso el secuestro de la camioneta y la mercadería.

La pareja quedó vinculada a la causa y tras notificarlos, se los dejó en libertad tal como lo establece Código Procesal Penal.

Al día siguiente, un vecino de Rincón de Emilio fue hasta la Comisaría Cuarta a denunciar que le habían robado bolsas de cemento que tenía en su obra en construcción.

La víctima entregó comprobantes de compra, se corroboró que se trataba de la mercadería secuestrada la noche anterior, por lo que fue restituida a su dueño.

Los ladrones viven en el mismo barrio. La novedad sorprendió a los policías, que no imaginaron que en Rincón de Emilio pasen estas cosas entre vecinos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído