El clima en Neuquén

icon
13° Temp
82% Hum
La Mañana Lío Pecoraro

¡Qué dolor! Lío Pecoraro contó qué se le metió dentro del oído

El panelista de A la Barbarossa y conductor del Run Run del Espectáculo contó acerca de un problema de salud que lo molestó mientras trabajaba.

Lío Pecoraro es un periodista que lo da todo y hasta arriesga el físico cuándo sale al aire. Al menos, eso es lo que se vio cuando el panelista reveló el mal momento de salud que vivió por seguir rigurosamente su profesionalidad al aire.

El panelista que habitualmente trabaja en A la Barbarossa y que los sábados y domingos es la figura principal en las tardes de Crónica TV vivió un duro momento al aire. Hace años es uno de los conductores del Runrún del espectáculo, donde ayer confesó el mal momento que pasó.

“Tengo la ‘cucaracha’ que me está reventando el tímpano…y es que ayer tuve que ir al Hospital de Clínicas porque tenía el oído tapado”, comenzó diciendo Lío. Siendo este un tema serio, desarrolló cómo se dio cuenta de eso y por qué tuvo que ser hospitalizado.

descarga.jpg

A veces, el hecho de sentir una pequeña molestia pero tener una marcada intensidad de trabajo, lleva a que se deje de lado algunas cuestiones personales. Pero en esta ocasión, Pecoraro hizo caso al síntoma que estaba arrojando su cuerpo y decidió ir al médico.

El llamativo problema de salud que sufrió Lío Pecoraro al aire

Durante una nueva emisión del Run Run del Espectáculo, Lío Pecoraro se animó a compartir con sus televidentes el llamativo problema de salud que le tocó afrontar mientras trabajaba.

S7FD2V3JIJDYBPWARVYGBYAT4U.avif

“Al tenerlo tapado, yo con la mano hacía como una ventosa y ahí se me pasaba ese zumbido que sentía, algo similar a cuando uno está en un avión y toma altura. En el Hospital estaba mi médica, me dio unas gotitas y me mandó a un otorrinolaringólogo… pero no se me pasaba, inclusive ayer hice el programa de Georgina Barbarossa con un zumbido permanente, tremendo, muy molesto”, destacó el conductor.

Al jugarle una mala pasada, lo complejo en este caso es que Lío constantemente tiene la famosa “cucaracha” puesta en el oído para tener una comunicación fluída con su producción. Y lo que encontraron cuando revisaron su oreja fue un pedazo de algodón.

“Fui al Hospital de Clínicas y ¡oh sorpresa para mí! ¡Me cagaron a pedos! ¿Ustedes usan hisopos? Me dijeron que no hay que usarlos y que no debería estar ahí porque ¡Tenía metido dentro del oído un hisopo! Tenía todo el algodón. No hay que hacerlo. Así que me dijeron que no se usan los hisopos, que el oído se limpia solo, qué hay una cera local para proteger el aparato auditivo”, concluyó Pecoraro contando el mal momento que pasó.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario