Espías israelíes robaron datos de las bombas iraníes

El Mossad, a través de un gran operativo, sustrajo 50.000 páginas de archivos atómicos. Esa información fue dada a Donald Trump.

Israel. Los agentes del Mossad que se introdujeron en un depósito ubicado en un anodino barrio de Teherán sabían exactamente cuánto tiempo tenían para desactivar las alarmas, forzar dos puertas, abrir decenas de cajas fuertes gigantescas y salir de la ciudad con media tonelada de materiales secretos: seis horas y 29 minutos. Y lo consiguieron.

Los agentes llegaron la noche del 31 de enero con sopletes que alcanzaban los 3600 grados, temperatura suficiente para abrir boquetes en 32 cajas fuertes de fabricación iraní, dato que conocían a partir de la inteligencia recolectada durante la planificación de la operación. Pero dejaron muchas sin tocar ya que fueron por las que contenían las carpetas negras, donde se guardaban los diseños más cruciales. Cuando el tiempo se acabó, huyeron hacia la frontera llevando consigo 50.000 páginas y 163 CD de planes. Al mismo día, Netanyahu le pasó la información a Trump.

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído