Fue baleado y se murió luego de que la esposa le negara una transfusión por ser Testigo de Jehová

Sucedió en un intento de asalto en el partido de 3 de Febrero. Los médicos no pudieron intervenir y el hombre murió en el hospital Ramón Carrillo de Ciudadela.

Un hombre murió en un hospital bonaerense tras haber sido baleado en un intento de robo en el partido de Tres de Febrero, luego de que su esposa se negara a que le realicen una transfusión de sangre por ser ella Testigo de Jehová.

José Alberto López, de 57 años, se desempeñaba como asistente en un estudio contable que está instalado en el cruce de Bartolomé Mitre y Suipacha, en el microcentro porteño. Al arribar a su finca, situada en Directorio al 3.200, de la localidad bonaerense de Villa Pineral, fue abordado por delincuentes armados que quisieron robarle su vehículo.

López manejaba una camioneta Ford EcoSport de color negro, patente AA 067 KK, cuando fue interceptado frente a esa vivienda por cuatro asaltantes, quienes se desplazaban a bordo de un Ford Fiesta Kinetic azul.

Uno de los delincuentes bajó del rodado con una pistola 9 milímetros y se aproximó a la camioneta exigiendo la entrega del vehículo.

En un momento, López movió sus manos para desabrocharse el cinturón de seguridad, pero el delincuente creyó que se trataba de un acto de resistencia y no dudó en dispararle a escasa distancia.

La bala dio en la región intercostal izquierda de López afectándole los pulmones. Los asaltantes se dieron a la fuga rápidamente en el Ford Fiesta Kinetic por las calles del humilde barrio. López, tras el ataque, tuvo que ser trasladado de urgencia al hospital Ramón Carrillo de Ciudadela.

El personal médico se dispuso a efectuarle transfusiones de sangre cuando - según dijeron las autoridades de la Justicia - los médicos no pudieron atender debidamente a la víctima por ser Testigos de Jehová.

Margarita, la esposa del paciente, a instancias de los profesionales del centro de salud, firmó una documentación que acreditaba que los médicos no habían sido autorizados a practicarle transfusiones.

Esta mañana, Víctor, hermano de la víctima, expresó su bronca por haber perdido a su hermano y aseguró que él no era Testigo de Jehová, sino su esposa, quien tomó la decisión de no transfundir a José.

Pesquisas policiales de la comisaría de Villa Pineral (4a de Tres de Febrero) realizan diferentes procedimientos en la zona con el objetivo de averiguar el paradero de los responsables del asesinato, que se presume residirían en la zona noroeste del conurbano bonaerense.

Intervinieron en la causa, que fue caratulada como “homicidio”, los integrantes de la Unidad Funcional Nº 10 del departamento judicial de San Martín.

Los Testigos de Jehová no aceptan las transfusiones de tejido hemático por cuestiones religiosas, ya que argumentan que tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento se les ordena abstenerse de la sangre.

Fuente: Infobae

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído