Gremialistas amenazaron a un contratista de Shell

Exigían puestos de trabajo. Estaban armados y la Policía los detuvo.

Guillermo ElÍa
policiales@lmneuquen.com.ar

NEUQUÉN
Dos integrantes de la UOCRA están bajo investigación por extorsionar y amenazar con armas a un ingeniero de una empresa contratada por la petrolera Shell, en el yacimiento Sierras Blancas, para que incorporen a 100 integrantes del sindicato. Los hombres fueron detenidos e identificados y les secuestraron armas de guerra que arrojaron no bien los interceptó la Policía.

100 puestos de trabajo exigían los gremialistas a la empresa contratada por la multinacional Shell.

En Neuquén nadie quiere quedar fuera del negocio de Vaca Muerta a pesar de la crisis que vive el sector petrolero, donde recientemente se admitió que hay 1500 puestos de trabajo en riesgo.

En ese marco, a principios de este mes, un grupo de dirigentes de la UOCRA comenzó a realizar distintos cortes intermitentes en el ingreso al yacimiento Sierras Blancas, en la picada 21 del Chañar, donde opera la empresa Ingeniería Sima, contratada por la internacional Shell.

El reclamo de estos dirigentes tenía la finalidad de buscar la incorporación de trabajadores de su sector, por lo que mantuvieron una reunión con uno de los responsables de Sima que aceptó atenderlos para evitar que se prolongaran los constantes cortes.

"Le pidieron unos cien puestos de trabajo, le dieron un listado con nombre y apellido de la gente que tenían que incorporar y antes de irse le pusieron un plazo límite, poco más de 72 horas", confió una fuente de la fiscalía que investiga el caso. Los dirigentes sindicales iban visiblemente armados y si bien no las sacaron, fue una forma muy sugestiva de "negociar".

La detención
"Cuando los tipos de la UOCRA volvieron a los tres días, el ingeniero llamó al personal de seguridad que custodia la planta y se dio aviso a la Policía. Un móvil de la Comisaría 13 del Chañar los interceptó saliendo del predio. Los sindicalistas iban en una camioneta todo terreno, y a 50 metros del lugar los efectivos encontraron las armas tiradas que las arrojaron al ver a la Policía", detalló el informante.

En el lugar secuestraron un revólver calibre 38 marca Rossi y una pistola Bersa Thunder 380, armas de guerra. Ambas fueron levantadas por los peritos de Criminalística de la Policía, que realizan las pruebas del caso y tratan de obtener huellas para establecer el vínculo con los gremialistas.

La denuncia formal fue radicada por un ingeniero de Sima en la Fiscalía de Asignación de Casos cuya identidad se preserva por cuestiones de seguridad.

La fiscalía ordenó los peritajes de rigor de las armas y, como se trata de una maniobra extorsiva, se están reuniendo las pruebas del caso para formular cargos a futuro. Por ahora la causa está caratulada como tenencia ilegal de arma de guerra pero en los próximos días con los informes periciales podrían producirse avances que compliquen la situación de estos miembros de la UOCRA.

Disputas
El gremio y sus manejos violentos

El 9 de mayo de 2014, dos facciones antagónicas de la UOCRA se enfrentaron a los tiros en calle Alderete al 400, donde se encuentra la sede gremial. El resultado final fue la muerte de José "Necho" Monsalve, quien recibió unos 20 tiros. Esa rivalidad se mantiene a la fecha.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído