El clima en Neuquén

icon
29° Temp
47% Hum
La Mañana Crack

Gutiérrez, el arquero neuquino de 18 años en la órbita de Boca

Mide 1,92 metros y juega en la quinta y la tercera de Maronese.

Por Martín Gamero - deportes@lmneuquen.com.ar

Lucas Gutiérrez, arquero de quinta y tercera división de Maronese, está en la órbita de Boca. La altura de los arqueros zonales llama la atención en el mundo xeneize. El neuquino Eros Rodríguez, que mide 1,93 metros, sueña con vestir la casaca boquense, al igual que Gutiérrez, de 18 años y 1,92 metros, quien fue parte de varias evaluaciones durante el año.

Te puede interesar...

"Arranqué a jugar en la escuelita de fútbol Pacífico. Comencé en el arco, luego salí un tiempo, pero unos años más tarde volví y ya no salí más. Después me fui a Atlético Neuquén y luego llegué a Maronese, en donde tuve la oportunidad de estar en un Federal", detalló Lucas sobre sus pasos en el fútbol.

A principios del 2019 recibió un llamado muy particular. "Me llamó Yair Silva (entrenador del club) y me dijo que estaba Diego Mazzilli (captador xeneize) en el club. Que me acercara, que me quería ver", contó el joven. "Solo recuerdo que me dijo que tenía condiciones y que no me diera por vencido. Hace una semana tuve la tercera prueba del año en Boca", añadió el arquero.

Su técnico, Fabio Zura, detalló las virtudes del juvenil del Dino. "Mazzilli lo vio por la altura y su físico. Lucas es un arquero atajador, va bien de arriba y tiene un saque, tanto de abajo como a media altura, muy bueno. Aprovechamos sus pases largos para generar ocasiones de gol. Además, tiene una gran personalidad", destacó, y agregó: "Es un pibe excelente, muy respetuoso y sobre todo perseverante. Se mata entrenando. Quiere triunfar y eso lo hace diferente. Yo creo que lo va a lograr".

El arquero de Maro evita todo tipo de presión e intenta disfrutar cada momento. "Las pruebas se pueden disfrutar siempre y cuando se tomen con seriedad. Yo pienso que el fútbol se hizo para disfrutar", indicó.

Su entrenador confesó que no le habla demasiado sobre las instancias evaluativas.

"Yo no le doy muchos consejos. Es un chico muy educado y sabe lo que quiere. Llegué al club y le dije ‘quiero salir campeón’ y lo logramos en poco tiempo. Es el momento para aprovechar la oportunidad, teniendo en cuenta todas las pruebas que hizo en Boca. Si lo vuelven a llamar, va a ser clave la siguiente evaluación", señaló.

Familia fierrera

Lucas destacó que en su familia no se da mucho el fútbol: "Somos más de los autos. Mi abuelo era camionero y le gusta mucho la mecánica, y él me enseña un poco de sus gustos y mañas". A pesar de esto, tiene dos primos que juegan al fútbol, uno de ellos en Confluencia.

Al joven arquero neuquino le gustaría que tanto él como Eros Rodríguez queden en Boca. "Me encantaría, sería algo lindo a nivel personal y también sería bueno para el fútbol interior, ya que hoy muchos chicos, en el interior, tienen condiciones pero no pueden acceder a este tipo de pruebas", manifestó.

Lucas tiene como ejemplo lo que sucedió con Jeremías Aguirre, más conocido como Rulo, jugador cuyo pase aún pertenece a Boca. "Me ilusiona lo que pasó con Rulito. Ojalá pudiera seguir sus pasos", destacó.

A la espera de otro llamado, Lucas sigue entrenando y sobre todo disfrutando del encanto de la redonda.

Arias, el ejemplo local a seguir

Existen un par de ejemplos con los que se puede ilusionar Lucas Gutiérrez. El más notorio es el de Gabriel Arias, arquero campeón con Racing y de la selección chilena. Otro caso es el de Ezequiel Centurión. El guardameta cipoleño, que se sumó al Millonario en 2014, firmó el año pasado su primer contrato profesional, el cual se extiende hasta junio de 2021.

Gabriel Arias nuevamente será titular en La Academia. Viene de sufrir amenazas de muerte en Chile y sueña con refundar a su querido Ruca Hueney.

LEÉ MÁS

El "Andrada neuquino" al que apuntó Boca

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario