Investigan a intendente por pedir favores sexuales a cambio de trabajo

Se trata del jefe comunal de Río Grande (Tierra del Fuego), Gustavo Melella. La denuncia fue realizada por trabajadores de la construcción. El acusado dice que es una "campaña sucia" en su contra.

El intendente de la ciudad fueguina de Río Grande, Gustavo Melella, está bajo investigación judicial por pedir favores sexuales a hombres indigentes a cambio de trabajo, confirmaron fuentes judiciales vinculadas al caso.

Las denuncias incluyen el testimonio, como presuntas víctimas, de Alfredo Suasnabar, un trabajador de la construcción de 55 años, y de Damián Rivas, un carpintero de 48.

Te puede interesar...

La causa, de la que informó este domingo el portal Infobae, también contiene la versión brindada a la justicia por otro albañil, de nombre "Mario", quien hace 20 días regresó a Formosa, su provincia natal, y la de Hugo Moya, ex custodio del intendente, quien corrobora algunos aspectos de las denuncias.

Melella, del partido kirchnerista Forja, sostuvo que todas esas denuncias son "una campaña sucia" en su contra.

Suasnabar y Rivas dijeron haber conocido al intendente de origen radical y luego volcado a Forja, cuando visitó su barrio y le solicitaron trabajo.

Los trabajadores sostienen que el intendente les pidió los números de sus teléfonos personales y que lo visitaran en el Municipio.

"Empezó a mandarme mensajes de WhatsApp y también me llamaba y me preguntaba si la tenía grande, en referencia al pene, porque él la quería sentir, y siempre me pedía si conocía a alguien para presentarle", declaró Rivas al juez riograndense Raúl Sahade, a cargo de la investigación.

"Me decía que yo era un cagón y que nunca iba a hacer nada, y que no podía creer que no tenía ningún conocido para presentarle. Pero yo no iba a llevar a nadie conocido para eso", agregó este testigo, citado por Infobae.

Embed

Por su parte Suasnabar declaró que en momentos en que estaba desempleado, "sin un peso" para mantener a su familia, el intendente le pidió que fuera a verlo en su departamento.

"(…) me fui para ahí pensando en que iba a tener trabajo. Subí, me atendió el señor, y me abrazó, me besó y empezó a hacerme cosas, me bajó los pantalones y se mandó el miembro en su boca", afirmó.

"Yo lo que hice es apartarlo, le dije 'pará, qué es lo que pasa, yo vengo por el trabajo, no por esto'. Y él me decía "entregate, papito, entregate", aseguró Suasnabar.

Embed

La causa judicial comenzó a fines de agosto pasado, cuando el abogado Francisco Giménez denunció ante el fiscal Guillermo Quadrini una posible defraudación en obras contratadas por el municipio de Río Grande en el Centro Tecnológico y el Polideportivo del barrio Margen Sur.

Rivas, Suasnabar y "Mario" declararon a los pocos días como presuntos damnificados, ya que aseguran haber hecho trabajos que nunca cobraron, pero en ese contexto detallaron los supuestos acosos de Melella.

LEÉ MÁS

Presunto feligrés acosó a una chica por Whatsapp

Destituyeron al funcionario de Caviahue que acosó a una bombera

Fuente: Infobae / Télam

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído