Irma: "Este tipo me quitó los besos y sueños de mi hija"

La mamá de Noemí Maliqueo convocó a una marcha por justicia.

"Lo que queremos como familia es que agarren a este tipo y lo metan preso", dijo Irma, la mamá de Noemí Maliqueo, asesinada de un tiro en la cabeza presuntamente por su ex pareja, Roberto Marcelo Valdez, quien continúa prófugo y con orden de captura internacional.

Es la primera entrevista que da Irma desde la muerte de su hija el 22 de septiembre a las 21 en la Clínica Pasteur, donde Noemí agonizó durante tres días.

Tiene la mirada perdida, llena de tristeza y muy nerviosa. "Esa noche estuvo hasta las dos de la mañana en casa, me abrazaba, me daba besos, fue la última vez que vi su sonrisa. De alguna manera, para mí esa fue su despedida", recuerda la mujer, que se sienta y se para a cada rato.

Cuatro femicidios en 8 meses Una preocupación latente para toda la provincia es la reiteración de estos episodios de violencia hacía las mujeres por parte de hombres celosos o que no aceptan la separación.
En su recorrido del living a la habitación, que hizo varias veces, la mujer se mostró orgullosa de su hija que estaba terminando la secundaria en el CPEM 69, ubicado en Cuenca XV. Después iba a seguir estudiando Seguridad e Higiene.

Hoy, a un mes del crimen de Noemí, a las 18 se realiza una marcha en el monumento a San Martín para reclamar justicia y la detención del presunto autor.

"Mientras la Justicia no haga nada, yo no puedo hacer mi duelo", aseveró. Tanto ella, como su marido, Juan Bautista, y los tres hermanos de Noemí exigen que la Justicia capture a Valdez.

"Los besos de mi Noe y ver cumplir sus sueños me los quitó este tipo de un día para el otro", disparó con furia y dolor Irma, e hizo una convocatoria a la marcha de hoy a las 18 en el monumento a San Martín para pedir justicia.

La relación de Noemí con Valdez es un recuerdo obligado. "Le dijo que era dueño de unas tierras en la toma Las Florcitas y le dio un terreno a Noe y a la amiga. Así fue como se conocieron", detalla la mujer.

El crimen. La mató de un tiro en la nuca. El 20 de septiembre Noemí fue trasladada por una mujer hasta el hospital Castro Rendón con un tiro en la cabeza. Luego se supo que esa mujer era una ex pareja de Valdez. Noemí agonizó cuatro días y murió.
"Estuvieron un año en pareja y otro año conviviendo. Nunca acepté a esta persona como pareja de mi hija. No me gustaba, algo hacía que no me gustara, no sé, instinto materno", explica Irma sobre algo que sólo las madres pueden sentir.

"El primer año, él no entraba a casa, venía pero se quedaba afuera. Si comían algo, lo hacían en la vereda. Me daba pena por mi hija, pero había algo de él que no me gustaba. Ella iba y venía, cuando se perdía algunos días, yo le mandaba un mensaje y me respondía: 'estoy bien mamá'", resume la mujer.

Respecto de Valdéz, Noelia no le contaba demasiado, pero se lo veía como un hombre muy celoso.

"La dejaba en la escuela y la iba a buscar, le controlaba su teléfono celular constantemente", confió Irma, que sospecha que la psicosis de Valdez fue lo que terminó con la vida de su hija.
No hay ningún avance en la causa, nosotros tuvimos que salir por cuenta propia a pegar afiches, fotos de mi hija por toda la ciudad. Desde fiscalía no hacen nada. Irma, mamá de Noemí Maliqueo, asesinada de un tiro en la cabeza.


El paradero de
Resorte Valdez,
todo un enigma

Roberto Marcelo “Resorte” Valdez estuvo un año en pareja con Noemí Maliqueo, una joven estudiante 24
años menor que él. La sedujo después de ofrecerle un terreno en la toma Las Florcientas y a partir de
ahí estuvieron un año saliendo y luego convivieron otro año más.

El domingo 20 de septiembre se presume que fue Valdez quien le ejecutó un tiro en la cabeza a la joven
en un rebrote de celos. El hombre ni siquiera se acercó al hospital y desapareció.

Cuando la joven murió el 22 de septiembre, las averiguaciones pusieron en evidencia que el hombre
tenía hasta una triple identidad. Del cruce de datos que comenzó el Departamento de Seguridad
Personal pudieron advertir que Resorte era oriundo de Bahía Blanca, de donde escapó después de apuñalar a una novia.

En General Roca también era buscado por participar de una seguidilla de robos. Con estos antecedentes bajo el brazo la fiscal de Violencia de Género, Soledad Rangone, pidió primero una orden de captura nacional y a la semana ya había pedido a Interpol la captura Internacional.

Las pistas que se manejaron fue que podría haber vuelto a Bahía Blanca o huido a Chile, pero los investigadores no pudieron avanzar con datos ciertos y hasta el momento ninguna comisión
salió de la provincia en su búsqueda

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído