Jaime declaró: "Cumplí directivas de Néstor y Cristina"

El ex secretario de Transporte declaró en la causa por la compra de trenes a España y Portugal.

El ex secretario de Transporte Ricardo Jaime aseguró hoy ante la Justicia que en la compra de trenes a España y Portugal cumplió "directivas" de los expresidentes Néstor y Cristina Kirchner.

"Cumplí directivas del Poder Ejecutivo, primero de Néstor Kirchner y después de Cristina Kirchner", resaltó el ex funcionario, según pudo averiguar NA, en el marco de su declaración ante el juez Julián Ercolini.

Jaime, incluso, enfatizó que tras volver de España e informar al gobierno kirchnerista sobre el estado de los trenes, recibió "expresas instrucciones" de avanzar en la compra.

"Le manifesté a Néstor Kirchner y Julio De Vido (el estado de los trenes), recibiendo expresas instrucciones de que tenga como prioridad avanzar en la compra para realizar las reparaciones en la Argentina", subrayó el exsecretario de Transporte ante la Justicia.

Jaime se encuentra detenido desde el sábado en el marco de una causa en la que se investigan irregularidades en la compra de trenes a España y Portugal y, según señalaron fuentes judiciales a NA, permanecerá en la sede de Gendarmería hasta este martes, tal como él solicitó, ya que tiene que volver a presentarse ante la Justicia.

En tanto, el fiscal federal Federico Delgado volvió a reclamar este lunes que se lo cite a indagatoria al exministro de Planificación Federal Julio De Vido por presunta malversación de caudales públicos en la compra de los trenes.

La causa investiga el pago de comisiones para la compra de trenes usados a España y Portugal en 2005: el magistrado sostuvo en su escrito que "los fondos abonados por el material rodante adquirido eran de desproporción exorbitante en relación a su calidad y funcionalidad real", lo que "hace presumir que grandes sumas de dinero fueron sustraídas de la esfera de la administración pública por los funcionarios a quienes fueron confiadas".

El primero en ser indagado este lunes fue el exasesor del Ministerio Manuel Vázquez, también detenido desde el sábado pasado, quien sin embargo no declaró y negó los cargos que el juez le leyó, acusándolo por intervenir en la compra.

Según la indagatoria "ayudó a que el Gobierno de Portugal y de España se acercasen a la Argentina para ofrecer un plan de remodernización de desarrollo ferroviaria", aunque Vázquez dijo que "jamás definió qué había comprar".

Además, negó que haya sido asesor de la Secretaría de Transporte: "Jamás tuve ni tarjeta, ni oficina, ni teléfono, ni papeles, vinculados al Estado", según surge de la indagatoria.

"Lo que estaba claro es que por los dos países el material estaba fuera de circulación o estaba por quedar fuera de servicio o estaba dejando de prestar servicio en la red de de ellos", informó Vázquez.

Jaime se quejó por la detención, puesto que -sostuvo- "siempre estuvo a derecho", y dijo que la idea de traer esos trenes a la Argentina fue de Néstor Kirchner para "reactivar" la actividad en los talleres ferroviarios.

Según sostuvo Jaime, los trenes que compró la Argentina ya estaban fuera de circulación en España puesto que ese país es innovadora en materia ferroviaria, pero aclaró que en la Argentina la antigüedad de las máquinas era de entre 20 a 30 años.

Además, negó que él haya elegido el material que se compró; dijo en cambio que lo hicieron "técnicos" y sostuvo que era mentira que se trababa de "chatarra".

Incluso aseguró que se "recuperaron formaciones" ferroviarias con el material traído desde España y Portugal, por sumas que en conjunto arrojaron unos 100 millones de euros por convenios firmados entre 2005 y 2010.

Jaime dijo además que los contratos que firmó fueron "ratificados por el presidente Kirchner, en 2004" y que cuando él renunció en 2009 todo en materia ferroviaria le fue "ajeno".

"Sin embargo, pudo escuchar la continuidad después de su gestión con los convenios con España y Portugal y se siguió trayendo material de esos país", aclaró.

Jaime fue indagado por malversación de caudales públicos, un delito que prevé hasta diez años de prisión y ahora el juez decidirá si lo procesa o no.

En tanto, el exfuncionario quedará detenido en Comodoro Py, por pedido de la defensa, pues este martes tiene que regresar para afrontar dos indagatorias: una a las 8:00 ante el juez Sebastián Ramos, por no haber llamado a licitación ferroviaria durante los seis años a su cargo, y otra ante el juez Sebastián Casanello por presunto enriquecimiento ilícito.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído