La Angostura: "Quedate quieta que tengo un arma y te voy a tocar"

Una joven fue sorprendida por la espalda por un hombre que la tiró al suelo y la amenazó con un arma. Pero ella se resistió y lo mordió, y así logró zafar.

Villa La Angostura
Una chica fue atacada por un hombre el martes por la noche en un barrio de Villa La Angostura. El agresor intentó abusar de la mujer, que opuso resistencia, lo mordió, escapó, lo denunció y decidió salir a contar lo sucedido.

El intento de abuso ocurrió minutos después de las 22, cuando la joven volvía de trabajar de un comercio céntrico a su casa, ubicada en el barrio Puerto Manzano.

En declaraciones al portal de noticias La Angostura Digital, la víctima contó: "Me bajé del colectivo en la ruta para caminar por la calle Los Robles unas cinco cuadras hasta llegar a mi casa".

Y agregó: "Fue como a los 150 metros, en una calle que no tiene casi iluminación, cuando sentí que corrían detrás mío. Pensé que era alguien haciendo ejercicio, pero antes de que pudiera darme vuelta, me agarró de atrás y me tiró al piso. Me dijo susurrando 'quedate quieta que tengo un arma y te voy a tocar'. Yo empecé a gritar y a defenderme, pero no me podía mover", contó angustiada la joven.

"Me empezó a manosear y me di cuenta de que no me quería robar. Tenía el celular en la mano, la cartera y mi billetera, pero no le interesó nada de eso. Luego de forcejear, me tiró de nuevo al piso en el costado de la calle -detalló- mientras yo gritaba cada vez más fuerte para ver si algún vecino me podía escuchar y venirme a ayudar. En un momento logré morderle con fuerza un dedo de la mano derecha, y volví a gritar más fuerte. Ahí me parece que se asustó al ver que yo no aflojaba y salió corriendo en la oscuridad", terminó su relato la mujer, que de inmediato pidió ayuda en una casa cercana.

Un vecino salió con un palo a buscar al atacante, pero en la oscuridad y entre el follaje de la zona le fue imposible encontrarlo.

La mujer de 26 años, que había llegado en noviembre a la localidad cordillerana para trabajar durante la temporada veraniega, realizó la denuncia en la Comisaría 28.

"Quiero que el hecho se conozca y se tomen recaudos. Yo la saqué barata, pero pudo ser una tragedia. Acá las calles son muy oscuras, no hay iluminación y es necesario que se haga algo", concluyó, y admitió que nunca imaginó tener que pasar por semejante situación.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído