El clima en Neuquén

icon
14° Temp
12% Hum
LMNeuquen Meryl Streep

La emotiva y dramática historia de amor de dos estrellas de Hollywood: Meryl Streep y John Cazale

La enorme actriz fue en los inicios de su carrera la joven novia del actor de El Padrino, al que cuidó con devoción cuando un cáncer se lo llevó a los 42 años.

"Conocí a la mejor actriz de la historia, trabajo con ella", le dijo un día John Cazale a Al Pacino. Ya habían sido hermanos de la familia Corleone en "El Padrino" y compañeros de crimen en "Tarde de perros", pero también eran grandes amigos en la vida real, mucho antes de que la fama les tocase la puerta. Al Pacino supuso que Cazale se había enamorado para hacer tal afirmación y, si bien era así, con el tiempo el actor de Hollywood reconoció que Cazale había estado en lo cierto. Le había echado el ojo a una joven y talentosa Meryl Streep.

Cazale y Streep se conocieron en 1976 representando la adaptación teatral de Shakespeare “Medida por Medida”. El flechazo fue tal que ella, de 27 años, al poco tiempo se mudó al departamento que John tenía en la inmensa Nueva York. Él, de 42, dejó atrás a las mujeres de una noche y prometió que se casaría con ella. Estaban decididos a estar juntos para siempre.

Te puede interesar...

La química que tenían, la transmitían en escena. La mirada del público estaba puesta en el show que encarnaba la pareja. Incluso la prensa no dejó de hacer mención en las críticas. Estaban viviendo una luna de miel: tenían la pasión de un amor recién encontrado y el éxito de una carrera próspera. Lo que pronto descubrirían es que les faltaba el tiempo de una vida longeva.

portada 1.jpg

A finales de abril de 1977, John Cazale comenzó a decaer. Después de haber debutado en la obra de teatro Agamenón, en Broadway, se sintió tan mal que pidió una cita de urgencia con el médico. Streep, firme compañera, estuvo con él a su lado durante la consulta. Preocupados, también fueron al hospital Joseph Papp, productor de teatro y amigo personal de Cazale, y su esposa Gail. Tras varios estudios, caras sombrías y más exámenes, el médico los reunió para darles la noticia: John tenía cáncer de pulmón con metástasis. No iba a vivir mucho más.

La sala se llenó de un silencio desolador. Nadie quería poner en palabras lo que acababan de escuchar. Mientras las manecillas del reloj transcurrían lentamente, segundo por segundo, ellos mantenían sus cabezas gachas, mirando al gélido piso del hospital. De repente, sin poder soportarlo más, Meryl Streep miró al resto y su voz cortó la tensión reinante. “Bueno, ¿entonces dónde vamos a ir a cenar?”, preguntó, en un intento por mostrar calma y optimismo.

La pareja fue reservada con el diagnóstico, incluso ante su propia familia. Pero cada día que pasaba, la enfermedad se hacía más evidente. Un mediodía quedaron para ir a almorzar al barrio de Chinatown con el hermano de John, Stephen. Mientras paseaban por las calles alborotadas de una ciudad atestada de gente, el actor se detuvo y empezó a toser. Escupió sangre en un desagüe y, tras unos segundos de silencio, se dio cuenta de que era imposible seguir ocultándolo. “Tengo cáncer de pulmón”, le confesó a su hermano.

Si bien los médicos le advirtieron que le quedaban tres meses de vida, con Meryl tenían la esperanza de que las cosas saldrían bien. Cuando Al Pacino lo acompañaba a sus sesiones de quimioterapia, Cazale repetía como un mantra: “Vamos a salir de esta”. Su amigo confiaba que así sería. Cuando el temido trimestre transcurrió y Cazale seguía en la tierra, la ilusión se renovó.

pacino cazale.jpg
Cazale y Pacino como los hermanos Corleone. Eran amigos entrañables y Al lo cuidó hasta el último día.

Cazale y Pacino como los hermanos Corleone. Eran amigos entrañables y Al lo cuidó hasta el último día.

A pesar de encontrarse moribundo, John tomó un papel para participar del film bélico “El cazador”, donde también actuarían Robert de Niro y su amada Meryl Streep. Al director, Michael Cimino, no se le había hecho fácil convocarlo. Sabía que Cazale era el actor ideal, pero también estaba al tanto de su enfermedad y tenía dudas al respecto.

“Estaba más grave de lo que pensábamos”, reconoció tiempo después De Niro, amigo entrañable de John. Cada día que pasaba, la enfermedad se le metía más en el cuerpo. Y cuando Cazale comenzó a dejar rastros de sangre en el set y su diagnóstico completo salió a la luz, la productora intentó deshacerse de él a toda costa. Si llegaba a morir a mitad de rodaje, los costos para conseguir un reemplazo serían desorbitantes. "Me dijeron que a menos que me deshaga de John, cancelarían la película", reconoció Cimino.

Según los rumores, Robert de Niro se presentó ante los dueños del estudio cinematográfico. Completamente furioso y lleno de coraje, amenazó con renunciar si despedían a su amigo enfermo. Los ejecutivos sabían que la película estaba arruinada sin él, era el personaje estrella del film. Sin embargo, fueron secos en su respuesta: era mucho el dinero en juego. Entonces, a De Niro se le ocurrió otra solución.

“Rob decidió respaldar a John. No me lo dijo claramente, porque es una persona muy generosa. Pero creo que avaló con su propio dinero la participación de John. Puso plata de su bolsillo y lo metió en El Cazador”, contó Meryl Streep algunos años atrás, en el documental ‘Descubriendo a John Cazale’. En el mismo corto, el actor explicó: “Yo quería que salga en la película”.

cazale de niro.jpg
De Niro tuvo un gesto de amistad inolvidable con su amigo cuando lo quisieron sacar de una película por su enfermedad.

De Niro tuvo un gesto de amistad inolvidable con su amigo cuando lo quisieron sacar de una película por su enfermedad.

A pesar de los contratiempos, el rodaje siguió en pie. Decidieron filmar primero las escenas en las cuales aparecía Cazale, para así aprovechar las pocas fuerzas que le quedaban. Cuando terminó la producción, la pareja descubrió que las cuentas médicas se les estaban acumulando y las deudas eran cada vez más grandes. Así que Meryl Streep, no sin poco disgusto, aceptó un papel en la serie de televisión Holocausto para afrontar los gastos de la enfermedad de John.

Streep tuvo que viajar al Viejo Continente para filmar la miniserie. Durante dos meses y medio la actriz se instaló en Austria, en la desolación de un campo de concentración real. Todo el sufrimiento que llevaba dentro lo canalizó en su actuación, lo que la llevó a ser la ganadora del premio Emmy, en la categoría Mejor Actriz de telefilme.

de niro streep.jpg
De Niro y Streep en 2018, en un homenaje a la actriz, quien nunca olvidó los gestos de su amigo con ella y con John.

De Niro y Streep en 2018, en un homenaje a la actriz, quien nunca olvidó los gestos de su amigo con ella y con John.

Durante aquellos meses, no hubo un solo día en que sus pensamientos no hayan estado en Nueva York. “Me estaba volviendo loca. John estaba enfermo y yo quería estar con él”, expresó Streep muchos años después, cuando finalmente pudo contar todo lo que vivió en aquel tiempo. Al terminar de filmar su última escena, siquiera se despidió de sus compañeros de rodaje. Apurada por llegar a casa, salió disparada hacia el aeropuerto.

Cuando Meryl llegó a los brazos de su amado, descubrió que estaba peor de lo que imaginaba. Al comienzo de la enfermedad, ella había estado día tras día a su lado. La cercanía le había impedido notar el desgaste gradual de su salud. Pero luego de una separación de varias semanas, era evidente que Cazale se encontraba en las últimas. El cáncer le había llegado hasta los huesos.

cazale streep 3.jpg

Con una devoción admirable, Streep se transformó en su enfermera personal. Durante los siguientes cinco meses lo acompañó a sus sesiones de quimioterapia, le leyó el diario con diferentes acentos, le preparó rutinas de comedia que interpretaba únicamente y exclusivamente para él. Lo cuidó cada día a cada hora. No quería desperdiciar ni un segundo a su lado.

“Cuando vi a esa chica ahí, con él… Dios, pensé que no había nada igual. Eso es lo importante para mí. Por muy buena que sea en su trabajo como actriz, es lo que veo cuando pienso en ella, en ese momento. Para mí es lo que la define”, expresó Al Pacino casi 40 años después.

Finalmente, John Cazale falleció en la madrugada del 13 de marzo de 1978, en el Memorial Sloan Kettering. Cuando el médico le comunicó la noticia a Meryl Streep, se les destrozaron todas las esperanzas que había acumulado a lo largo de los diez meses que, junto a su pareja, transitaron la enfermedad. Cuando le tocó darle la noticia a su cuñado Steven a través de la línea telefónica, hecha un mar de lágrimas le soltó: “Lo intenté”.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

10.280373831776% Me interesa
87.383177570093% Me gusta
0.93457943925234% Me da igual
0.93457943925234% Me aburre
0.46728971962617% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario