El clima en Neuquén

icon
15° Temp
44% Hum
LMNeuquen Súper semifinal

La escoba de Gallardo y las dudas de Alfaro

Desde que asumió Gallardo, Boca cambió tres veces de entrenador y Lechuga podría ser el tercer técnico en abandonar el barco.

Marcelo Gallardo asumió el 6 de junio del 2014 y a los 83 días, Carlos Bianchi terminaba su segundo ciclo como entrenador en Boca. La figura del Muñeco fue creciendo, acompañada de logros deportivos, y su clásico rival nunca llegó a sostener un proyecto futbolístico, pasaron dos técnicos, con dos títulos cada uno, hasta llegar a Gustavo Alfaro, quien dejó entrever que su tiempo en el Xeneize tiene fecha de caducidad.

Hicieron mucho ruido las declaraciones de Alfaro en La Bombonera tras el triunfo 1-0 ante River que no alcanzó para evitar otra eliminación en la Copa Libertadores. “Quiero terminar los partidos que nos faltan (en la Superliga, hasta fin de año), mirar al futuro y recuperar mi vida. Me siento orgulloso de haber estado en Boca”, dijo. Desde el club xeneize nadie salió a hablar al respecto. Al parecer, el silencio otorga las inesperadas palabras del entrenador.

Te puede interesar...

Alfaro manifestó que el manager Nicolás Burdisso lo citó para hablar sobre su futuro, pero él prefirió postergar esa reunión, dado que a fin de año habrá elecciones en el club.

“Burdisso quiso hablarme de una renovación de contrato y yo le dije que no era el momento. Me parecía que era momento de abocarnos al trabajo”, apuntó.

El técnico sabe que no tiene espalda e historia en Boca como para superar una nueva eliminación ante River. Sin embargo, aquellos que lo conocen bien sostienen que el DT está fuerte y que sus dichos de ayer a la madrugada fueron sinceros, pero también una jugada para marcar la cancha.

Los dirigentes cercanos al presidente Daniel Angelici aseguran que al entrenador le faltó autocrítica por algunos planteos exageradamente defensivos y no les gusta que se siga victimizando por haber llegado a Boca después de la final perdida ante River en Madrid.

De hecho, en la conferencia de prensa poseliminación, Alfaro nunca se cuestionó su planteo. “La sensación es de bronca, porque merecimos haber llegado mínimamente a los penales”, manifestó y sostuvo: “Hicimos méritos para ganar por dos goles de diferencia, más allá de que nos faltó agresividad en tres cuartos de cancha”.

Desde que Gallardo llegó a River, los técnicos de la vereda contraria cerraron ciclos que en cualquier otro contexto podrían haberse definido como exitosos, porque todos sumaron títulos a la historia boquense, pero finalmente se encandilaron por los logros del Muñeco.

Rodolfo Arruabarrena (31 de agosto del 2014 al 28 de febrero del 2016) ganó dos títulos locales en el 2015; Guillermo Barros Schelotto (3 de marzo del 2016 al 14 diciembre del 2018) logró el campeonato local de la temporada 2016/2017 y la primera Superliga, y es el quinto técnico con mayor tiempo en haber dirigido a Boca: 1016 días.

Alfaro agarró un fierro caliente tras la final de la Copa Libertadores del año pasado en Madrid. Sumó refuerzos de jerarquía y se fueron muchos de los futbolistas que venían siendo referentes, pero no llegó a definirse la identidad de su equipo. Ganó la Supercopa Argentina 2018, pero el objetivo más importante no lo consiguió y es el principal apuntado en la serie que perdió Boca ante River, sobre todo por su plantel en la ida en el Monumental.

LEÉ MÁS

La dura editorial de Mariano Closs contra la transmisión de Boca-River y el VAR

La octava maravilla del Brujo Atahualpa, que "acierta más que Gallardo"

Los mejores memes de la victoria de River y la eliminación de Boca

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

10.869565217391% Me interesa
63.04347826087% Me gusta
15.217391304348% Me da igual
8.695652173913% Me aburre
2.1739130434783% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario