La mañana más triste y emotiva: Añelo homenajeó al arquerito fallecido

Antes del partido de la quinta ante Eucalipto, un sentido homenaje con los padres presentes. Banderas, plaquetas y lágrimas. El "Terre" vivirá por siempre en el recuerdo de todos.

Fabricio Abatte

abattef@lmneuquen.com.ar

Te puede interesar...

“Fue algo muy emotivo y duro. Un momento lindo y a la vez triste por la pérdida de un hijo para los padres. Se le entregaron plaquetas correspondientes a Milagros y Ramón. Participó mucha gente, sus compañeritos, papás, jugadores de otras categorías también. Fue muy emocionante. Agradecer a la gente de Eucalipto (rival) por el respeto que tuvieron”. De esta manera, Ricardo Jara, presidente del club Añelo describió las sensaciones que se vivieron en la mañana de hoy en la localidad neuquina que homenajeó al ex arquerito del club, Mauricio Tillería, quien murió hace diez días víctima de una cruel enfermedad.

homenaje-2.jpg

Hubo minuto de silencio antes del partido de la quinta división con los equipos formados alrededor del círculo central. También banderas recordando al querido Terremoto con su imagen y frases emotivas. “Terre, siempre estarás presente. Tu ausencia duele pero tu recuerdo siempre nos hará sonreír”, rezaba una de ellas dedicada al juvenil que falleció por una leucemia.

Otro de los momentos que hizo lagrimear a los presentes fue cuando se descubrió la obra que la familia Hernández Parra, fanática del equipo, le confeccionó (una especie de cuadro con su rostro).

homenaje.jpg

Abrazos y lágrimas en medios de globos con los colores verdes, blancos y negros que identifican a la institución. En cada entrega o recordatorio, los papis y los presentes se quebraban. “Siempre estarás en nuestro recuerdos y tu sonrisa vivirá eternamente en nuestra memoria. Club Atlético Añelo 2019”, rezaba la plaqueta que la entidad le obsequió a los Tillería.

homenaje-4.jpg

El partido de los chicos quedó en un segundo plano y seguramente conmovidos por todo lo que se vivió previamente, no pudieron lucirse mucho. De hecho, no hubo goles y el partido con Eucalipto Blanco terminó 0 a 0. Pero sí abundaron las fuertes emociones. Mauricio Tillería ya no está físicamente. Pero nadie puede negar que en su amado club y en todo el pueblo “el Terre” vivirá por siempre. Como decían varios en la cancha, “besos al cielo”.

LEÉ MÁS

Todo Añelo y el fútbol lloran la muerte de un pibe promesa del arco

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído