La pareja neuquina que en su luna de miel se fue a alentar a la selección por todo Brasil

Gerva Amaolo y Xime Alcaraz, dos fanáticos del fútbol y una historia imperdible. Se casaron hace tres meses en esta capital y con lo que les sobró de los regalos, emprendieron una nueva aventura "endeudándonos un poco". Aman tanto los viajes como a Messi. La anécdota de la favela, el pedido por "Acuña titular" y mucho más. Pase y lea.

Fabricio Abatte - abattef@lmneuquen.com.ar

Él tiene 30 años y es de Neuquén capital. Ella, 26, y nació en Plottier. Se casaron hace 3 meses aquí. Porque a pesar de estar radicados en Buenos Aires y de ser viajeros por excelencia, este es su lugar en el mundo. Fue exactamente el 16 de marzo y la luna de miel la comenzaron en las Cataratas. “Y con lo que nos sobró de plata de los regalos, después de pagar todo lo que cuesta una fiesta de casamiento, pusimos un poco más, nos endeudamos y decidimos hacer la segunda parte de la luna de miel acá. La estamos pasando bomba”, cuenta desde Brasil Gervasio Amaolo.

Te puede interesar...

Ximena Alcaraz es la compañera ideal para él. Comparten la pasión por el fútbol y las travesías lejos de casa. Esta sin dudas, es especial. “También vinimos a descansar y a hacer mucha playa, que es un privilegio que tienen los brasileros en pleno junio, contar con temperaturas de más de 30 grados”, destacan a dúo antes de abordar el vuelo que los trasladaría desde San Salvador, Bahía, donde debutó Argentina a Belo Horizonte, sede del próximo encuentro.

pareja.jpg

La derrota en el estreno ante Colombia no opaca la hermosa experiencia vivida junto a otros fanáticos de estas tierras en el imponente estadio Fonte Nova. “Había muchos neuquinos, vi más de 6 ó 7 banderas de gente de Neuquén y algunas más de la zona del Alto Valle”, asegura Gerva, ya canchero y experto en competencias internacionales.

“Tuve la experiencia y la suerte de haber visto la Copa América Argentina 2011, Chile 2015 y los mundiales de Brasil 2014 y Rusia 2018 y aprendí que es muy costoso seguir a la selección todos los partidos así que siempre veo solo fase de grupos, ya que ahí tenés asegurado fechas lugares, sedes y demás. Porque después se complica. Por ejemplo, ahora es muy difícil que Argentina sea primera de grupo, entonces todos los que compraron para ir a San Pablo tendrán que cambiar pasajes y entradas para acompañar a la selección a Río si todo sale bien… Así que nosotros solo haremos fase de grupos”, explica las complicaciones que se presentan este fana de Boca y de Cipolletti.

pareja-2.jpg

En toda aventura de esta naturaleza surgen anécdotas e imponderables. Y los chicos revelan una reciente que casi les hace perder el estreno del combinado dirigido por Lionel Scaloni. “El viernes acá en Brasil hubo un paro general gigante con 50 gremios adheridos. No había ningún tipo de transporte ni movilidad, fue un caos enorme. Nosotros estábamos en Río y necesitábamos viajar a Salvador al primer partido con Colombia y nos cancelaron el vuelo 2 horas antes de subir”, relata el momento de tensión que sufrieron.

Pero todavía faltaba otro susto aún mayor... “Reclamamos y gracias a Dios nos dieron pasajes pero… para otra empresa, cambiando todo. Nosotros teníamos Río-San Pablo-Salvador y nos cambiaron el vuelo así que fuimos a parar a un lugar que se llama Campinas que no tenemos idea donde está en el mapa, pero por suerte llegamos a tiempo. El tema es que en Río el GPS nos indicó mal y aparecimos en la entrada de una Favela de noche. Fue un susto grande pero los brasileros nos trataron súper bien y nos indicaron cómo volver al destino que queríamos ir”, narra el muchacho con una sonrisa tras el sobresalto vivido.

pareja-3.jpg

Hubo que pedir días en la Obra Social donde trabaja él y en la tienda de ropas porteña donde se desempeña ella mientras estudia. Proyectan tener hijos a mediano plazo porque antes quieren meter nuevas escapaditas por el mundo. “Se puede con niños pero a veces se hace difícil, aunque cuando los tengamos también tendrán que ir con nosotros a mundiales, Copas Americas y demás”, prometen en tono jocoso estos amantes del turismo, del más popular de los deportes y de la vida.

Cuentan que los brasileños son pura alegría y buenos anfitriones hasta que ven la celeste y blanca. La herida del 2014 sigue abierta para ellos después de los cantitos provocadores y las burlas mutuas. “Los brasileros nos tratan muy bien en la calle y en cada lugar que vamos, pero cuando están los colores de por medio todo cambia. Después del ‘decime que se siente’, las cosas dentro de los estadios no son iguales que afuera y suele haber problemas y disturbios. Hubo mucha policía en el partido del sábado y varios inconvenientes. Barras y ‘cabezas de tacho’ hay en todos los países dentro de las canchas, eso no distingue bandera”, describe una cruda realidad el muchacho.

pareja-brasil-4.jpg

Como buenos neuquinos, Xime y Gerva bancan al Huevo Acuña y esperan verlo de titular el miércoles ante Paraguay aunque respetan cualquier decisión del DT. “Entendemos y creemos que el Huevo debería jugar más en este proceso de renovación y recambio de la selección, pero todos opinamos como técnicos y son otros los que ven el día a día y el estado de cada jugador según la idea del entrenador”, sostienen con inteligencia.

Se nota que saben de fútbol. Basta con atender el análisis que realiza Gerva respecto al presente del representativo nacional. “Sabíamos a qué veníamos a esta Copa America. Es una etapa de transición del equipo y estas cosas pasan. Es fútbol, sale campeón uno solo, es así. Pero estar en estas fiestas del fútbol es impagable, es algo que toda persona en algún momento de su vida tiene que darse el lujo de vivir”, reflexiona y arenga a todos a imitarlos.

pareja-brasil-5.jpg

Aman tanto a la selección como a Messi. “Nos parece un ejemplo en todo y el mejor jugador del mundo sin dudas , si él no jugaría en la selección el 80 % de los que estamos acá no hubiésemos venido ni viajado, es la realidad”, admite Amaolo. “Gane o no gane Messi es el mejor de todos y que sea argentino ya es un orgullo enorme”, redondea el elogio al crack del Barcelona al que Argentina necesita más que nunca para encaminar la clasificación a la próxima ronda.

La otra gran pasión de ambos es el albinegro. “Vamos siempre a La Visera cuando estamos allá y en mi caso sigo pagando la cuota de socio por amor a los colores más allá de que lo veo poco y nada ahora que vivo en Buenos Aires”, destaca este hincha fiel al club rionegrino.

Todos somos en el fondo Gerva y Xime. A quién no le gustaría vivir lo de estos chicos neuquinos que viajan por el mundo a alentar la selección. Y viven en una eterna y romántica luna de miel. Amor por los colores…

LEÉ MÁS

El neuquino Arias cumple otro sueño copado

¿Sin Fideo y con más Huevo el miércoles?

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído