El clima en Neuquén

icon
19° Temp
47% Hum

La terrible pelea que protagonizó Nicolás Cabré con Mercedes Funes

El actor fue el protagonista de otra polémica, esta vez con su compañera de teatro.

No es extraño que Nicolás Cabré esté metido en un escándalo, el actor es conocido por su gran talento para la actuación, sin embargo, tiene el mismo talento para meterse en problemas. Dueño de un carácter particular, en casi todas las producciones donde trabajó, siempre terminó peleado, y al parecer esta vez no fue la excepción.

Es que el ex de Laurita Fernández es el protagonista junto a Mercedes Funes de la obra “Me duele una mujer”, y desde hace unas semanas los rumores de su mala relación con la actriz empezaron a sonar cada vez más fuerte. Tanto es así, que al parecer, esta mala onda habría concluido con el final anticipado de la obra.

Te puede interesar...

Así lo contaron en el programa televisivo Implacables, donde el periodista Gustavo Méndez dio los pormenores de lo que ocurrió.

Cabre y mercedes funes 2.jpg

"Lo que no fue feliz fue el final de 'Me duele una mujer'. Hay un escándalo muy importante porque la obra iba a ir hasta el 4 de Diciembre y hoy es la última función por decisión unilateral de Nicolás Cabré", explicó el periodista.

"Se acuerdan que hace 3 semanas dije que él no quería hacer la obra los miércoles... Bueno, no solamente no quería hacer los miércoles sino que estando de vacaciones en California con Rufina, le mandó un mensaje a Mercedes Funes y le dijo 'vuelvo y no se hace más la obra. Hacemos la última semana'", agregó.

Según parece, esta noticia fue tomada de muy mala manera por el elenco, sobre todo porque no todos tienen las mismas posibilidades económicas que Nicolás Cabré.

"Muchas personas trabajan en el teatro, son más de 7 personas solamente de técnica. Y los del escenario porque Mercedes Funes no es rica y Portaluppi tampoco". "Ella pateó la pelota totalmente para afuera y dijo que tenía buena relación con Cabré, desde el elenco obviamente lo desmienten", detalló Méndez.

Embed

"Es una sala muy importante de Calle Corrientes y el dueño de la sala es Carlos Rottemberg y para él, un mes parada la sala es mucho dinero. Rottemberg cumple su palabra y ya le había molestado lo de los miércoles que no quería hacer Cabré y ahora con esto, fue una implosión tremenda. La obra sigue adelante porque la produce Cavallé con Tomás, el hijo de Carlos Rottemberg, pero terminó todo mal", agregó el periodista.

"¿Qué es lo que dicen internamente? 'Claro, Nicolás Cabré es millonario, no necesita facturar un mes y para nosotros es alquiler, es comida, en un país que es difícil'", cerró.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario