El clima en Neuquén

icon
21° Temp
46% Hum
La Mañana cuello

Les dijeron que había muerto de "causas naturales" pero le encontraron heridas en el cuello

Héctor González era velado en La Plata, hasta que sus familiares descubrieron algo raro. Llamaron a la Policía y la autopsia reveló que había muerto asfixiado.

La familia de Héctor González, que murió el viernes a sus 68 años, lo despedía en una casa de sepelios de La Plata, cuando detectaron algo que llamó mucho su atención: tenía una marcas extrañas en el cuello, pese a que, según habían informado la clínica psiquiátrica en la que estaba internado, había muerto por “causas naturales”.

Ante la desagradable sorpresa que se llevaron, los familiares realizaron la denuncia y la autopsia reveló que González había muerto por “asfixia mecánica”. Ante este giro inesperado, el caso es investigado como homicidio.

Te puede interesar...

De acuerdo con el certificado médico emitido por la Clínica Santa Teresa de Ávila, ubicada en 61 entre 1 y 2, cerca del centro de la capital bonaerense, indicaba que el hombre había muerto por un paro cardiorespiratorio. Pero, en pleno velatorio, la esposa del hombre notó un surco que recorría parte de la garganta y no quiso quedarse con la duda. Pidió intervención a los agentes de la funeraria y la recomendación fue: “Si tiene dudas, debe llamar a la Policía”.

Velatorio.

“Tuvimos media hora de velorio, mi tía se acercó y le descubrió las marcas en el cuello. Llamamos a la médica para que viniera y nos explicara qué había pasado. Nos dijo que le habían hecho RCP pero que no habían visto las marcas. Eso es imposible porque eran muy notorias”, aseguró Gisela, una sobrina, a TN este martes.

Personal de la comisaría 9na de La Plata intervino en el caso, labró un acta y pidió la intervención judicial. Fue así que en la fiscalía ordenaron suspender la ceremonia íntima y trasladar el cuerpo hasta la morgue. Luego, la UFI N° 2 ordenó la autopsia que determinó, en sus informes preliminares, la asfixia mecánica. Es decir que alguien presionó la zona hasta provocarle la muerte.

Embed

“La camisa la tenía prendida hasta el último botón. Estaba con eso, un short y sin zapatillas ni nada. Nos dijeron que lo había encontrado un compañero en el baño, pero no dieron más explicaciones. Necesitamos saber quién lo mató, por qué, por qué quisieron ocultar todo y nadie nos da respuestas”, agregó la sobrina del difunto.

Con todo esto, quedó bajo la lupa el establecimiento psiquiátrico donde González estaba internado debido a una “enfermedad mental que le impedía desenvolverse por sus propios medios”.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario