Lo declararon culpable por el femicidio de Violeta

El jurado popular lo definió por unanimidad. La pena es perpetua.

“Culpable por unanimidad de homicidio doblemente agravado por la relación de pareja y femicidio”, leyó el presidente del jurado popular, y los familiares de Violeta Matos estallaron en lágrimas.

El femicida Christian Muñoz Tapia deberá cumplir una pena de prisión perpetua.

Tras cinco días de juicio, la familia de Violeta, asesinada de 10 puñaladas en septiembre del año pasado, sintió alivio por primera vez.

Enrique, el hijo mayor de la víctima, confió: “Tenía miedo de que quedara impune, pero ahora no puedo explicar todo lo que siento. Ahora tengo alegría”.

p12-f01-femicidio-violeta-matos.jpg

Tanto el fiscal Agustín García como los querellantes Gustavo Lucero y Nahuel Urra se mostraron conformes con el veredicto, porque había prosperado la teoría que impulsaron y que sustentaron con los testimonios y las pruebas.

Eran las 00:30 del 29 de septiembre de 2017, cuando en plena calle Mosconi y Encina del barrio El Chacay, Tapia le asestó 10 puñaladas a Violeta, a la vista de los vecinos.

Ahí mismo la dejó morir para luego darse a la fuga, cambiarse de ropa, caminar 12 kilómetros hasta una chacra en China Muerta, mentir en dos oportunidades y hasta acostarse a dormir.

Nada de todo esto fue puesto en duda, ni siquiera para la defensa de Tapia, que solicitó sea responsabilizado por homicidio simple.

El debate fue otro. Mientras la fiscalía y la querella comprobaron que Violeta fue víctima de violencia de género por parte del femicida, con quien había mantenido una relación de pareja, la defensa argumentó en contra de ambos hechos.

“La teoría y la prueba presentada fue contundente y así lo entendió el jurado de manera unánime. La pena que corresponde es perpetua”, concluyó el fiscal García.

144
p12-pieza.jpg

"No soy una bestia, cometí un error”

Cuando anunciaron que Christian Muñoz Tapia iba a hacer uso de la palabra, todos los presentes en la sala de audiencia se acomodaron en sus asientos para ver qué tenía para decir el hombre que había apartado la mirada durante cinco días de juicio. “No soy una bestia, soy un ser humano y cometí un error”, afirmó el acusado en referencia al crimen.

“Pido perdón a la familia y a sus hijos”, enunció Tapia sin perder la calma, y recordó que conoció a Violeta como una persona alegre, tal como la describieron los testigos.

Luego, detalló que cuando empezaron a salir “nadie sabía” y que cuando le preguntó a ella qué eran, la respuesta fue: “Esto es lo que hay, esto es lo que somos”.

Christian Muñoz Tapia está siendo juzgado por el femicidio de Violeta.

Tapia, además, señaló: “Asumo el hecho, lo que pasó en ese momento fue un abrir y cerrar de ojos, qué salió de mí, no sé”.

El hombre advirtió que en el juicio “se dijeron muchas mentiras” y se excusó en la violencia que vivió en su infancia. “Le tengo que rendir cuentas a Dios por mis pecados”, concluyó, y volvió al silencio.

Embed

LEÉ MÁS

Femicidio en Plottier: "Yo podría haber sido Violeta"

Revelaron el perfil psicológico del femicida de Violeta Matos

Femicidio en Plottier: "La maté y tiré las cosas al río"

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído