Marcelo Yorno, ex arquero de Cipo: "Atajé en Boca y quiero verlo levantar la copa"

Con historia en el fútbol regional y nacional, recuerda su paso por el Xeneize, en el que compartió equipo con Maradona y Caniggia, entre otros monstruos, y habla del Albinegro.

Por Fabricio Abatte - abattef@lmneuquen.com.ar

Son los propios hinchas de Cipo cercanos a quien escribe estas líneas los que alientan a regalarle un buen espacio en esta ascendente sección a Marcelo Yorno.

El ex arquero dejó un imborrable recuerdo en el Albinegro (ver aparte) y además atajó en Boca, por lo que es también una palabra autorizada para opinar de la superfinal que le quita el sueño a un país.

Te puede interesar...

Pero lo que más importa es conocer su presente, por ello lo convocamos para el ya famoso “Qué es de tu vida” en el que viejas glorias de las región cuentan cómo transcurren sus días en la actualidad.

“Volví a Necochea en 2013 tras una linda experiencia dirigiendo Real Potosí. Y ya me quedé acá en mi ciudad. Fue siempre como una visita a Necochea que volvía, me fui a los 17 años, venía para las fiestas, no podía estar con mi familia y ahora me saco las ganas”, resume el ex guardameta, quien a la vez fue entrenador de Cipolletti.

“Estoy en un emprendimiento lindo en club Del Valle del que salí. Hace un año inauguramos un apart hotel espectacular con pileta climatizada, jacuzzi y todos los chiches”, cuenta Marcelo, entusiasmado con el proyecto.

“Vivo solo en Necochea frente al mar, es mi lugar en el mundo”, afirma uno de los mejores arqueros que pasaron por la región.

Recuadro-marcelo-yorno-página-30.jpg

Su amor por Boca

Yorno es hincha de Boca y no lo niega. Allí se dio el lujo de jugar nada menos que en uno de los planteles más famosos de la historia.

Es que en el equipo azul y oro jugó a la par de nenes de la talla de Diego Maradona y Claudio Paul Caniggia, entre otros en aquel equipazo que armó el doctor Bilardo en 1995.

“Fui a Boca a los 34 años en el final de mi carrera, había venido Diego, Caniggia, viví durante 14 meses una experiencia hermosa”, rememora con nostalgia Yorno.

“Fue el lugar que más disfruté y mirá que en Cipo la pasé hermoso. Es que soy hincha de Boca, fue cumplir un sueño de toda la vida”, admite quien hoy a los 57 años suele abrir la reposera en la playa y dejar que pasen las horas a manera de relax.

Por supuesto que se viene la gran definición de la Libertadores y Yorno no podía dejar de opinar del partido del siglo, como fue bautizado por muchos.

“Y para esta final deseo que sea campeón Boca y gane la Libertadores, sería un hecho histórico. Es difícil pero no imposible. Ojalá se nos dé”, culminó Yorno.

Pasado y presente de un tipo que dejó huella en la región y en el fútbol nacional.

LEÉ MÁS

Boca, con lo justo, venció a Patronato en la previa de la Superfinal

Setenta neuquinos arman las valijas para la superfinal

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído