"Me entrego en cuerpo y alma a mis fans"

El niño mimado de Luján llega mañana al estadio Ruca Che para festejar con los seguidores de la región sus 20 años de carrera.

Ahora sí. Tras varias visitas a la ciudad, Luciano Pereyra, el niño mimado de Luján, se instalará en el estadio Ruca Che con su show La vida al viento y un festejo por los 20 años de su carrera musical. La cita será mañana a las 21.

En diálogo con LM Neuquén, el reconocido cantante contó de todo, desde la pasión por su trabajo, la vida en medio de las giras, su último disco y hasta su afición por el fútbol y la actuación. “Me gusta mucho la actuación, pero por ahora estoy calmando el vicio con los videoclips, que hasta me gusta estar metido en la dirección”, relató el cantautor.

¿Qué nos podés adelantar de este nuevo show?

Es un concierto muy especial para mí porque estoy festejando los 20 años de carrera. Si bien el tour se llama La vida al viento, estoy más enfocado en el festejo. Por eso quiero aprovechar la oportunidad para hacer un repaso por todos mis discos.

¿Cómo vivís haber llegado a los 20 años de carrera musical?

Es increíble. Todavía tengo el recuerdo de cuando soñaba hacer mi primer disco. De repente ese sueño se cumple y te empezás a preguntar ‘¿y ahora qué? ¿Cómo sigo?’. Siempre digo que Dios y la vida han sido muy generosos conmigo porque jamás imaginé lo que estoy viviendo. Han pasado muchas canciones, escenarios, países y todo es muy loco. Por eso me emociona el estar celebrando estos 20 años.

¿Qué es lo que más destacás de todos estos años?

Hay muchas cosas. El primer disco, el primer teatro en la calle Corriente, la primera gira, haber cantado ante un papa como Juan Pablo II, haber hecho giras internacionales. Han pasado muchas cosas.

Hablando de tu último trabajo discográfico, La vida al viento, ¿qué fue lo que te llevó a combinar diferentes géneros musicales?

Ya lo venía haciendo en otros discos, sin dejar de lado mis raíces. Actualmente la música y los sonidos han ido cambiando, por eso en mi canción “Como tu” se escucha una cumbia colombiana, que también puede ser una cumbia del género urbano o un huayno del noroeste argentino. Hay fusiones muy lindas, sobre todo por los instrumentos, que son los que uso en los conciertos. Eso también habla de una buena combinación musical de la mano de un productor como es Andrés Castro. Con él tuvimos una excelente conexión. Él es uno de los grandes responsables de la creación de este sonido, porque sabía por dónde quería ir.

Es un disco bailable, romántico, alegre y optimista. ¿Realmente buscabas transmitir todo eso o simplemente salió así?

Creo que sí (risas). También fue la forma en la que se fue dando el trabajo de composición. Durante la primera etapa del disco no me salían las canciones y tuve una crisis. En ese momento decidí relajarme y me dije ‘vamos a dejar la vida al viento’ y fue lo que después le dio nombre al disco. Sí es un álbum romántico porque está abocado al amor, pero no solamente al amor de pareja, sino al amor en general porque estuve rodeado de ese sentimiento a la hora de hacer este disco, tanto de la familia como de los amigos.

Te exigís bastante, ¿por eso seguís estudiando canto y piano?

Sí. Principalmente porque el no estudiar me limitaría. Soy una persona muy inquiera, curiosa y me gusta aprender. Además, tengo la suerte de trabajar y estudiar lo que me gusta y me sigo perfeccionando porque la gente hace un esfuerzo muy grande para ir a verte o para comprar un disco, y tengo que estar de la mejor manera posible para entregarme en cuerpo y alma a mis fanáticos.

¿Cómo es llevar adelante esta serie de conciertos dentro y fuera del país?

Con muchas ganas, porque es muy cansador, se está lejos de la familia y de los que uno quiere, hoteles, aviones, ir de un lado para otro, pero es mi trabajo, y es una bendición.

Con tantos shows en tu historia, ¿qué es lo más loco que te tocó vivir?

Han pasado muchas cosas, desde las fans que se suben al escenario, que me olvide una letra o estar cantando y que de fondo veas una pareja que está a los besos y sos el musicalizador de eso.

Pudiste mostrar tus dotes para la actuación en Pensionados y Esperanza mía. ¿Hay alguna nueva propuesta?

Por ahora no. Hubo un momento para hacer tele de nuevo, pero no hay tiempo. Me gusta mucho la actuación, pero por ahora estoy calmando el vicio con los videoclips, que hasta me gusta estar metido en la dirección.

“Mejor seguir cantando”

Cuando era niño y aún no había explotado su angelical voz, Luciano soñaba con ser futbolista y probó sus habilidades en Boca. Una lesión en una rodilla frustró su gran anhelo, pero días después, Horacio Guarany lo contactó. “La música siempre le ganó por una diferencia de tiempo al deporte. Empecé a cantar a los 4 años y al fútbol arranqué a los 9. Jamás voy a saber si hubiera sido tan feliz con el fútbol como con la música. Por suerte, y gracias a mi trabajo, en mis ratos libres puedo disfrutar de ese deporte, sin contar que pude conocer a grandes futbolistas. Por eso, mejor seguir cantando (risas).

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído