No está embarazada, aunque eso le hacía creer a sus novios

Crece la hipótesis de que la empleada doméstica apuñalada en San Martín encubre a alguno de los jóvenes con los que mantenía una relación amorosa.

San Martín de los Andes
La hipótesis de un ataque por un embarazo crece entre los investigadores que tratan de esclarecer el caso de la empleada doméstica que fue apuñalada en San Martín de los Andes.

Si bien fue ella la que le ratificó a la Policía –que accedió a los mensajes del teléfono celular de la joven– que estaba embarazada, desde el hospital negaron que esté esperando un bebé, y hasta su madre confirmó que “no puede tener hijos”, según sostuvo una fuente ligada a la causa consultada por LM Neuquén.

La idea del robo considerada en un primer momento se esfumó cuando comenzaron a cruzarse los datos. Los investigadores detectaron que la víctima estaba en pareja con dos jóvenes a los que les hacía creer que estaba esperando un hijo, sin confirmar cuál de los dos era el padre.

Las sospechas apuntan a alguno de ellos, teniendo en cuenta que en la casa no se encontraron pisadas de “los dos hombres encapuchados” que mencionó la joven en su relato.

Los policías creen que quien entró a la vivienda de la calle Rivadavia al 900 lo hizo con la autorización de la mujer, “con la única intención de provocarle la herida”.

Mariana, de 25 años, fue encontrada el miércoles por su patrona: estaba tirada en el piso con una puñalada en el estómago.

Dudas
No hay rastros dentro de la casa

En San Martín estuvo lloviendo todo el miércoles y “es imposible que alguien haya entrado por la fuerza sin dejar rastros de pisadas”, aseguró un investigador, quien sospecha de los jóvenes que integraban un triángulo amoroso. De todas maneras, aún no hay detenidos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído