Otra fiesta electrónica clandestina esquivó los controles municipales en Cipolletti

Anoche se realizó una electrónica en una pileta cerca de la Isla Jordán que convocó a cientos de jóvenes. Este tipo de eventos están prohibidos desde la tragedia de la Time Warp.

Embed

Al igual que lo sucedido para los festejos de Navidad y Año Nuevo, las fiestas electrónicas clandestinas parece que se pusieron de moda en las chacras de Cipolletti. Los controles municipales no logran detectarlas y clausurarlas, ya que se encuentran prohibidas tras la tragedia de la Time Warp en la que murieron cinco jóvenes, uno de ellos oriundo de esta ciudad. Anoche hubo otra cerca de la Isla Jordán que duró más de 12 horas.

La convocatoria la hacen a través de las redes sociales, con total impunidad, y a la vista de todos, menos del Municipio. Está vez los organizadores pretendieron ir más allá, e incorporaron una piscina.

Te puede interesar...

La llamaron “Pool Party”, y participaron un centenar de jóvenes de la región. La entrada al predio costaba $300 y permitían el ingreso de conservadoras con las bebidas alcohólicas. Arrancó a las 17, a plena luz del sol y bajo 33 grados centígrados, ideal para disfrutar de la pileta y la música, y terminó hoy al amanecer, pasada las 6.

Las promociones se hicieron a través de las redes sociales, principalmente Instagram, donde se promocionaba el evento y los Dj que estarían presentes. La ubicación era “secreta” y sólo la enviaban a través de Whatsapp a quienes participarían, una hora antes de la apertura de las puertas.

fiesta clandestina

Según pudo saber LM Cipolletti, el predio elegido esta vez fue una casa quinta con pileta ubicada en el acceso a la Isla Jordán, a pocos metros de la Ruta Nacional 22. El lugar cuenta con un amplio predio parquizado y una pileta. La bandeja del DJ, donde tocaron cerca de 8 personas, estaba instalada en la punta de la piscina.

Si bien no se conoció que la fiesta no se salió de control ni hubo hechos de violencia o excesos, este tipo de eventos se encuentran prohibidos en la ciudad por disposición municipal. Es por eso que los festejos multitudinarios como la Siamo Fuori o la Celebrate se dejaron de hacer, o se mudaron a lugares cerrados.

fiesta clandestina

La prohibición surgió luego de la trágica fiesta Time Warp, realizada en un predio de Costa Salguero (Buenos Aires), en abril de 2016. Allí murieron cinco jóvenes, uno de los cuales era cipoleño: Nicolás Becerra. Al parecer los jóvenes murieron de una sobredosis generada por una droga alterada que les provocó la muerte súbita.

Navidad y Año Nuevo, también con clandestinas

En nochebuena los inspectores acudieron hasta Ferri para clausurar un peligroso after en una chacra. La organización había contratado hasta trafics para buscar a los participantes, que pretendían bailar hasta el mediodía.

Uno de los casos más resonantes fue el de una fiesta que se extendió hasta la tarde del primero de enero, festejando Año Nuevo. Sin referencias muy claras para despistar a los inspectores, también se publicitó a través de las redes sociales bajo el nombre Open Air.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído