Otro susto por una lluvia de rocas sobre la Ruta de los Siete Lagos

El incidente no causó heridos ni daños.

SAN MARTÍN DE LOS ANDES
Otro desprendimiento, otro susto, otro milagro, otro llamado de atención en San Martín de los Andes. El viernes por la noche, un desplome de grandes rocas alertó a los vecinos del sector y a los automovilistas que transitaban sobre la Ruta Nacional 40, sin que se hayan registrado lesionados ni daños materiales.

Según señalaron desde un medio local, la caída de las rocas se produjo alrededor de las 20 del pasado viernes, cuando la noche y el frío ya se habían adueñado de esa zona cordillerana. La Policía de Tránsito de la Provincia de Neuquén se presentó con rapidez en el lugar para dar aviso a la Dirección de Vialidad.

Luego de que los operarios removieran las piedras con una pala mecánica, se reanudó la circulación sobre la ruta, que se vio interrumpida al inicio del camino de los Siete Lagos.

Esta no es la primera vez que ocurre un hecho de estas características en la zona cordillerana. Si bien estos accidentes nunca provocaron víctimas, sí se dieron casos más graves, cuando grandes rocas destruyeron casas o autos y sus ocupantes se salvaron de milagro.

Cada nuevo desprendimiento en la región pone sobre el tapete una vieja discusión que se instala de forma momentánea: el peligro que representa vivir en una zona de riesgo geológico.

No sólo hay rutas trazadas sobre espacios riesgosos y sin las obras de contención necesarias, sino que el crecimiento demográfico ha derivado en nuevos barrios asentados sobre lugares no permitidos, muy cerca de las zonas de derrumbe.

Según un informe publicado por LM Neuquén, sí existen mecanismos de mitigación para resguardar a la población, pero estos resultan demasiado caros y no son aplicables a todas las zonas. Entre los espacios donde no se pueden aplicar, figura la ladera del cerro Curruhuinca, donde hay asentamiento desde la década del 70.

Cada incidente habrá nuevas incógnitas y ruegos de que la situación no pase a mayores.

ANTECEDENTES
Casos que se dan con frecuencia

1- 04/06/12. Una lluvia de rocas cayó sobre la Ruta 234, en San Martín de los Andes, y destruyó varias casas y parte de un corralón. No hubo heridos.

2- 19/02/14. Una piedra de gran tamaño cayó sobre la Ruta 40 a la altura de La Rinconada e impactó sobre un VW Fox.

3- 22/07/16. En medio de un temporal, una enorme piedra destrozó un Honda Fit que circulaba por la Ruta 40. No hubo lesionados.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído