El clima en Neuquén

icon
17° Temp
29% Hum
La Mañana Javier Milei

¿A qué viaja Javier Milei a Estados Unidos y Dinamarca? Base militar, aviones de guerra y visita a Elon Musk

El presidente, y su hermana Karina, serán homenajeados en Miami y luego irán a Texas a visitar Tesla y a Copenhague para comprar material bélico.

A pesar de las expectativas que le genera su nuevo viaje al exterior, Javier Milei se lleva un sabor agridulce a bordo del vuelo que comenzará esta noche, junto a su hermana Karina, con destino a Miami y Texas, en Estados Unidos, para luego continuar rumbo a Copenhague, Dinamarca.

El mandatario estará en territorio norteamericano hasta el domingo y quizás cruce su hoja de ruta con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que está en Washington desde este miércoles, con una ambiciosa agenda que incluye reuniones con funcionarios del FBI, la DEA y la CIA. No hay confirmación oficial de un encuentro común, pero los hermanos Milei y Bullrich pasarán cuatro días en el mismo país antes de que sus caminos vuelvan a bifurcarse.

Al presidente las encuestas le devuelven una imagen positiva que bordea el 50% de las opiniones, en el exterior lo aguardan auditorios que posiblemente le prodiguen elogios y gestos, pero esos bálsamos contrastan con las casi seis millones de impresiones que tuvo la cuenta de twiter @jumbot, algo desconocido hasta hace pocos días. Es la fuente que Milei citó para asegurar que habrá una abrupta caída de la inflación. El presidente se respaldó en datos falsos de una cuenta apócrifa que lo dejó en ridículo sobre la mayor expectativa que se lee en los sondeos: que logre bajar la inflación y frenar los aumentos de precios.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/Bot_Jumbo/status/1777504722062069888&partner=&hide_thread=false

La partida desde Ezeiza lo sacará de la incomodidad y la bronca de padecer las consecuencias de un error no forzado, que se agigantó por la verborragia presidencial y por un equipo de asesores que nunca chequeó la información que estaba consumiendo. El ministro de Economía, Luis "Toto" Caputo, también fue víctima del mismo traspié, aunque las consecuencias sobre su credibilidad podrían ser peores que las que afrontará Milei.

El momento surgió en la última entrevista que eligió conceder antes de partir en un viaje que originalmente iba a ceñirse a Miami, para sellar su acercamiento con el Estado de Israel y reafirmar su nueva identidad religiosa. Junto a su hermana y secretaria general de la Presidencia, Milei será homenajeado por la colectividad judía de Miami en la inauguración del Centro Menachem Mendel Schneerson, difunto líder del movimiento ultraortodoxo Jabad Lubavitch. Sus restos están enterrrados en el cementerio Old Montefiore, Queens, Nueva York y es el lugar que Milei eligió visitar cuando ya había ganado el balotage y le faltaban pocos días para asumir la presidencia. Después de pasar por La Gran Manzana, el periplo religioso incluyó Israel y una visita, con llanto incluido, en el Muro de Los Lamentos.

Los Milei serán declarados "Embajadores Internacionales de La Luz" en la sinagoga "The Shul, Our Jewish Home”. Será durante la inauguración de este nuevo centro de la rama ultraortodoxa judía. Junto a ellos estarán el designado embajador argentino ante los Estados Unidos, Gerardo Werthein, y el rabino Axel Wahnish, que es asesor espiritual de Milei y fue propuesto como embajador ante el Estado de Israel. Los dos requieren el acuerdo del Senado para ejercer plenamente sus nuevas misiones diplomáticas. Ya pasaron por la comisión de Acuerdos de la Cámara Alta, pero el propuesto representante en Israel recién pudo ver una luz de esperanza para su designación cuando el gobierno resignó su decisión de mudar la embajada argentina de Tel Aviv a Jerusalén. Sólo así el oficialismo pudo conseguir que el radicalismo, liderado por Martín Lousteau, preste sus votos para convalidar el nombramiento. Milei tendrá a su rabino preferido como embajador, pero luego de resignar una de las promsas que había hecho cuando viajó a Israel antes del 10 de diciembre. En esa oportunidad, delante del premier Benjamin Netanyahu, Milei se comprometió a concretar el cambio de sede diplomática a Jerusalén. Pero la necesidad de juntar votos para Wahnish en el Senado le pincharon el compromiso.

El viaje de Milei

El road show por Miami incluirá una reunión con Ilan Goldfajn, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo y una disertación en la Universidad Internacional de La Florida (FIU), donde lo escuchará un auditorio convocado por el Instituto de Políticas Públicas Jack D. Gordon (FIU). El sábado se trasladará a Austin, Texas, para visitar la fábrica Tesla Giga y será recibido por el magnate Elon Musk. Se trata de uno de los admiradores de Milei y dueño de la red social X (ex twiter), justo donde la cuenta @jumbot le provocó al presidente una mala pasada con una fake que posiblemente el presidente no olvidará.

La recorrida por Estados Unidos esta vez no tendrá gestos de la Casa Blanca, aunque Milei estará en La Florida, el estado norteamericano donde está la base del Comando Sur del Pentágono. Su jefa, la generala de Laura Richardson, estuvo hasta la semana pasada en Buenos Aires y Ushuaia, en la tercera visita que realizó al país luego de suceder al almirante Craig Faller al frente de uno de los once comandos que tiene el Departamento de Defensa norteamericano.

El Southcomm está dedicado a mantener la injerencia militar en toda América Latina y es el aliado que Milei eligió para construir una base naval integrada en la ciudad más austral del país. Según el anuncio que el presidente hizo en esa localidad, será una base militar. Richardson lo escuchó personalmente durante el acto que compartieron el jueves por la medianoche. La decisión implica un giro en la relación bilateral con Estados Unidos, pero también la entrega del vínculo diplomático con China. En sus visitas anteriores a la Argentina, tanto Faller como Richardson se encargaron de transmitir el malestar del Pentágono ante la posibilidad de que la base de Ushuaia fuera construida con participación del gigante asiático.

milei richardson.jpg
Javier Milei y Laura Richardson. Foto: archivo LMN.

Javier Milei y Laura Richardson. Foto: archivo LMN.

Esa posibilidad está clausurada desde que Milei decidió viajar en forma relámpago el jueves pasado para recibir a la generala y ofrendarle un salto estratégico para los intereses de la Casa Blanca. Antes de recibirla, la Casa Rosada se había encargado de deslizar que era inminente la inspección de la estación espacial que el gobierno chino instaló en la localidad de Bajada del Agrio, Neuquén, junto a la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE).

Tras la visita de la generala norteamericana, el gobierno le bajó el tono a la inspección porque no pudo demostrar que hay militares extranjeros en la estación, como había denunciado el embajador norteamericano Marc Stanley. Debajo de la agitación contra la estación espacial, quedó confirmado el enroque de la presencia de Estados Unidos en Ushuaia, con acceso a la Antártida y a 670 kilómetros de Malvinas, ocupada militarmente por el Reino Unido, un aliado estratégico de Washington en la OTAN.

Milei estará hasta el domingo en tierra norteamericana. Luego viajará a Dinamarca para concretar una operación de compra que también será posible gracias a Washington. El presidente le pondrá la firma en Copenaghe a la compra de 24 aviones usados F-16, de fabricación norteamericana.

aviones f16 dinamarca.jpg
Los aviones F16 que Milei comprará en Dinamarca.

Los aviones F16 que Milei comprará en Dinamarca.

La adquisición cierra más de tres lustros de exploraciones para recuperar la capacidad bélica aérea supersónica que Argentina perdió con la obsolescencia de los aviones Mirage de fabricación francesa. También encierra otro dato clave, porque el país finalmente pudo sortear el embargo inglés a la compra de material bélico de cualquier fabricante del mundo que tenga componentes de ese país.

En este caso las partes inglesas serán reemplazadas por piezas norteamericanas, pero la compra de los aviones a Dinamarca también enterró la posibilidad de adquirir aviones caza JF-17 de origen chino. El presidente estará en tierra dinamarquesa para sellar la compra y, posiblemente calzado en un uniforme militar, posará al lado de las aeronaves usadas, en buen estado, que el Pentágono autorizó venderle en forma triangulada.

Para que prospere la base militar austral con Estados Unidos será vital que pase por el Congreso. La debilidad legislativa del oficialismo confirma que no será fácil concretar el entusiasmo de Milei para garantizar el desembarco del Comando Sur en Ushuaia. Sin embargo, los gestos que el presidente le ha prodigado a Estados Unidos en estos cuatro meses van más allá de una drástica clausura del vínculo bilateral con China. Todavía no queda claro qué espera el presidente a cambio de semejante giro y si en algun momento recibirá un gesto acorde de Washington.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario