El clima en Neuquén

icon
Temp
93% Hum
La Mañana José Alperovich

Juicio contra José Alperovich: piden 22 años de cárcel para el exgobernador de Tucumán por abuso sexual

Los abogados que representan a la víctima solicitaron, además, que se le imponga al dirigente una tobillera electrónica o custodia hasta que la sentencia.

La parte querellante pidió este lunes la pena de 22 años de cárcel para el exgobernador de Tucumán José Alperovich por abuso sexual, tras la denuncia de su sobrina, quien trabajó como asesora a su lado y por hechos que ocurrieron entre 2017 y 2018: "él es autor” de las “violaciones”, acusaron. La fiscalía, en tanto, solicitó 16 años.

En el alegato, también pidieron que hasta tanto se dicte la sentencia se le imponga a Alperovich una tobillera electrónica o custodia. “Ha cometido varios hechos de abuso sexual, era su secretaria privada y sobrina segunda”, disparó al comienzo de su alegato la abogada Carolina Cymerman.

Alperovich, de 69 años, fue gobernador de Tucumán entre 2003 y 2015, y senador nacional desde que dejó su mandato en la provincia, hasta el 2021. Está imputado de nueve hechos ocurridos entre diciembre de 2017 y marzo de 2018 tanto en Capital Federal como en Tucumán, según aseguró la denunciante.

Como se trata de delitos en concurso real, el fiscal Sandro Abraldes puede sumar las penas de cada uno de los hechos y así pedir finalmente los años de prisión que crea convenientes. Se espera que, entre miércoles y jueves, se conozca la sentencia.

alperovich e hijos.jpg
Alperovich llegó a la audiencia acompañado de sus hijos.

Alperovich llegó a la audiencia acompañado de sus hijos.

Los hechos que se juzgan

En octubre de 2017 la víctima, de 27 años, empezó a trabajar para Alperovich, quien dos años más tarde buscó disputarle la gobernación a Juan Manzur. El primero de los casos denunciados tuvo lugar el 14 de diciembre de ese año cuando ella junto con el -por entonces senador, se trasladan por primera vez a Buenos Aires. Terminada esa jornada ambos van al departamento del exgobernador en el barrio porteño de Puerto Madero.

Según relató la querella, Alperovich le ordenó a un colaborador hospedarse en otro departamento que él tenía lindante al que estaban él y la víctima. Luego de la cena - relató la querella- él la empezó a manosear por las partes íntimas de su cuerpo, la besó y luego que ella le dijo que “no quería”.

Mientras la abogada seguía describiendo lo que calificó como un “ataque”, Alperovich se tomaba su rostro con las manos y lloraba.

La víctima “creyó que había zafado” pero el 27 de diciembre de 2017 otra vez en un viaje a Buenos Aires y en el mismo departamento se repitió otra situación. La volvió a manosear en sus partes íntimas ella estaba “horrorizada y no podía actuar”.

“Ella se encerró en el baño, se duchó y se acostó muy angustiada”, relató la abogada sobre ese segundo episodio.

Luego sucedieron otros tres hechos, el 9, 10 y 12 de febrero del 2018 y en trasladado en vehículos en el que Alperovich iba junto a ella y acompañados por algún chofer.

alperovich (1).jpg
El exmandatario se mostró abatido durante la audiencia.

El exmandatario se mostró abatido durante la audiencia.

En marzo de 2018 ocurrieron dos hechos en distintos domicilios de Tucumán. Uno de ellos el 9 de ese mes cuando Alperovich se bajó los pantalones y la violó luego de haberla manoseado; y el otro el 12: “me volvió a violar”, citó la abogada las palabras de la víctima.

Los otros dos hechos sucedieron también en marzo y hasta “le provocó lesiones en sus zonas genitales”. “Era un avasallamiento demoledor e inesperado, no estaba para eso, no se me ocurrió verlo a José con otros ojos, no tenía que salir mal y salió todo mal”, recordó la abogada las palabras de la víctima.

Luego de los hechos, la víctima acudió primero a la entidad “mujeres por mujeres” que no le tomaron la denuncia porque le dijeron “que generalmente la víctima termina arreglando con el agresor” y luego al “observatorio de mujeres”, un organismo de Gobierno que atiende las denuncias del tipo.

Fue en ese último lugar donde le “advirtieron” que era riesgoso denunciar a Alperovich y ahí es cuando ella acudió a una psicóloga que le recomendó “negociar” con el acusado: “se le acercaron personas cercanas a Alperovich donde le ofrecieron dinero para frenar la denuncia”.

El 22 de noviembre de 2019 terminó presentando la denuncia penal y “lo primer que hizo Alperovich” fue exponerla a la denunciante.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario