El clima en Neuquén

icon
11° Temp
93% Hum
La Mañana Jujuy

Jujuy: ordenaron detener a una mujer implicada en la supuesta infidelidad de la mujer de Gerardo Morales

Se trata de una arquitecta de Jujuy que acusan de haber sido quien viralizó el rumor por WhatsApp junto a los dos hombres que están detenidos.

La justicia de Jujuy está realizando investigaciones obre los dos hombres que llevan 50 días presos, acusados de viralizar una supuesta infidelidad de la mujer del ex gobernador, Gerardo Morales. Ahora, la policía busca a una arquitecta de 42 años que habría participado del esparcimiento del rumor en un grupo de WhatsApp.

“Me acusan por algo que se habló en un grupo privado”, dijo Lucía González. Según la fiscalía, ella además viralizó el rumor e integró, con los dos hombres que llevan 50 días presos, una confabulación para dañar a la Tulia Snopek, esposa de Morales.

La orden de detención contra ella la dictó el 26 de enero pasado el juez Pablo Pullen Llermanos, el mismo que mantiene presos a Nahuel Morandini y Roque Villegas. Los tres están acusados de delitos que, sumados como pidió el fiscal, los podrían dejar en prisión hasta ocho años: lesiones psicológicas (a Snopek) y afectación a la identidad de una menor (la hija de Snopek y Morales, de dos años). La causa se inició por una denuncia de Tulia Snopek el 4 de enero. Un día más tarde, fueron detenidos Morandini y Villegas.

“Yo no tengo publicaciones en redes sociales sobre este tema. Solo uso Instagram y no publiqué nada”, dijo Lucía González al diario La Nación. “Me acusan por algo que se habló en un grupo de WhatsApp de once personas. Yo hablo de un chisme, lo digo claramente, es un chisme que escuché en la verdulería. No hice absolutamente nada más”, agregó.

Los investigadores llegaron a González porque después de detener a Morandini por un tuit en el que dijo que parecía que “uno de los tekis le enseña a tocar la quena a la mujer del ex gobernador”, le secuestraron el teléfono y le revisaron sus comunicaciones. Así dieron con el grupo de WhatsApp del que participaba González, ya que es amiga de la mujer de Morandini, en el que ella había dicho que se había enterado del “chisme” de la infidelidad.

Aparentemente, también se sumaba un comentario de que la hija de Snopek no sería hija de Morales.

Según el fiscal, de los chats surgiría que hubo una decisión premeditada de expandir los rumores para provocar un daño. Aunque según la fiscalía la arquitecta sería parte de la misma supuesta confabulación, se le abrió una causa independiente.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario