Por día, hay 6 ataques de motochorros en Neuquén

La Policía lanzó un operativo de control en la zona centro.

Neuquén
En la ciudad se producen seis ataques de motochorros por día, lo que motivó que la Policía lanzara un operativo especial para ponerles un freno a los delincuentes.

La fuerza admite que los robos mediante esta modalidad ya son delitos comunes, y el archivo demuestra que en los últimos cinco años la cantidad de hechos se duplicó en la capital provincial.

En noviembre de 2010 el jefe del área de Delitos, Gerardo Escobar, explicaba que "por día, en promedio, se producen tres robos bajo la modalidad de motochorros".

Hoy la misma cantidad de hechos se producen sólo en la zona del centro de la ciudad, y otros tres robos más se cometen en el oeste neuquino.

El accionar de los motochorros es violento y rápido. La mayoría se vale de motos robadas; de hecho, en el ambiente delictivo se burlan de aquellos que usan sus rodados, a los que les quitan la patente para evitar ser identificados con facilidad. En todos los casos, los motochorros utilizan casco para evitar los controles policiales y, principalmente, para cubrirse el rostro. Circulan de a dos en motos de 110 cc y 150 cc y tienen dos blancos perfectos: peatones y autos estacionados o a la espera del semáforo.

30 segundos dura en promedio un golpe de motochorros. Son violentos y muy rápidos.

En el caso de los peatones, las mujeres, los ancianos y los chicos son sus predilectos porque no reaccionan frente al ataque, que puede ser o un arrebato o que los apunten con una pistola, por lo que entregan fácilmente carteras, bolsos, mochilas y celulares. A los autos los motochorros les suelen romper las ventanillas para llevarse lo que está a la vista.

El robo dura entre 30 y 45 segundos, y la huida es bastante ágil ya que las motos les permiten esquivar autos y hasta meterse en algunas calles en contramano.

El subdirector de Seguridad de Neuquén, Rodolfo Arias, explicó a LM Neuquén que montaron un operativo de control con tres puestos fijos y unos 25 policías motorizados. Los lugares elegidos fueron determinados a partir del mapa del delito que se confecciona con las denuncias radicadas en las comisarías. En este caso, el operativo de saturación se realiza en la zona del centro, en el radio de las comisarías primera y segunda.

"Así fue que atrapamos a un hombre con antecedentes por robo y dos pedidos de captura vigentes desde 2012", aclaró Arias, que detalló que en su poder el delincuente tenía 27 mil pesos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído