Por la causa de lavado, detuvieron a Lázaro Báez

Fue en el aeropuerto de San Fernando. Deberá declarar mañana.

Buenos Aires.- El juez federal Sebastián Casanello ordenó ayer la detención del empresario Lázaro Báez, que fue arrestado en el aeropuerto de San Fernando, al considerar que existía "riesgo de fuga", en el marco de la causa que lo tiene procesado por supuesto lavado de dinero.

El magistrado decidió dictar la detención dos días antes de que Báez tuviera que presentarse en Tribunales para prestar declaración indagatoria por esa investigación.

La medida además alcanzó a su contador, Daniel Pérez Gadín, otro de los involucrados en la causa, que también quedó a disposición del juez.

Casanello dispuso el arresto ante el temor de fuga del dueño de Austral Construcciones, ya que por orden suya, Báez era objeto de un "seguimiento" por parte de fuerzas de seguridad, del que se habría percatado en las últimas horas.

El empresario K se enteró de que lo iban a detener en pleno vuelo desde Río Gallegos hasta el aeropuerto de San Fernando. Pasó su primera noche tras las rejas.

Además, sobre el empresario pesaba la "prohibición de salida del país, dado que existían riesgos que ameritaban restringir con ese alcance su libertad".

En ese contexto, en la resolución, Casanello explicó que "personal policial abocado a las tareas ordenadas por este tribunal el pasado 31 de marzo pudo observar que se encontraba sobre la pista de despegue del aeropuerto de la ciudad de Río Gallegos, en condiciones de operar" una aeronave cuyo pasajero "se habría corroborado" sería Lázaro Báez.

"La noticia de la utilización de la aeronave privada –propiedad de la firma TOP AIR SA, cuyo 49% pertenece a Austral Construcciones SA, que, a su vez, en un 95% pertenece a Lázaro Báez–, a dos de días de la fecha estipulada para la realización de la audiencia, es un detonante que dispara los riesgos de fuga y exige el dictado urgente de una medida idónea que asegure los fines procesales", justificó el juez en su escrito.

Según el magistrado, la "falta de un plan de vuelo", alertó sobre la posibilidad de que Báez se fugara.
El empresario se enteró de la orden de arresto cuando estaba en vuelo, junto a su hijo Martín y otras dos personas, pudo saber NA de fuentes judiciales.

La detención del empresario tuvo lugar cerca de las 18 en el aeropuerto de San Fernando, luego de que aterrizara procedente de Santa Cruz, y desde allí fue trasladado a la División de Investigaciones Federales de Organizaciones Criminales (DIFOC) de la Policía Federal, en Palermo.

Los argumentos para el arresto

El juez federal Sebastián Casanello, quien ayer ordenó la detención de Lázaro Báez y Daniel Pérez Gadín, dio detalles de las operaciones de la financiera SGI, conocida como La Rosadita, en el marco de la causa por lavado de dinero que involucra al empresario y a su entorno.
Monto ingresado

En el fallo que dictó el arresto de Báez, el magistrado afirmó que se le "atribuye haber ingresado, a través de su hijo Martín Báez, el día 02/11/2012 y en otra fecha aún no determinada, pero presumiblemente en los últimos meses del año 2012, dinero por una suma total aproximada de u$s 5.100.000 en la sociedad denominada SGI Argentina SA".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído