El clima en Neuquén

icon
25° Temp
54% Hum
La Mañana murió

Por las secuelas del coronavirus, murió el bailarín de tango Juan Carlos Copes

El artista de 89 años falleció el viernes por la noche. "El jueves lo tuvimos que internar y murió de un paro cardiorespiratorio", expresó su esposa, Myriam Albuernez.

El bailarín y coreógrafo Juan Carlos Copes falleció este viernes por la noche, a los 89 años, a raíz de las secuelas que el coronavirus dejó en él.

Según reveló la propia esposa del bailarín a medios nacionales, Copes había contraído la enfermedad en diciembre pasado, y pese a que logró superarla, la COVID-19 terminó afectando su organismo y el artista murió a las 23:30 del viernes, en el Sanatorio La Torre, de Florida.

Te puede interesar...

“Lamentablemente, la noticia es verdad. Juan Carlos falleció anoche a raíz de un EPOC. Yo me había contagiado coronavirus y él también, pero ya había recibido el alta de eso. De hecho, había vuelto a la casa y estaba bien de ánimo. Pero el jueves lo tuvimos que internar y murió de un paro cardiorespiratorio”, contó Myriam Albuernez, esposa del artista a Teleshow.

Por las secuelas del coronavirus, murió el bailarín de tango Juan Carlos Copes

En este sentido, y a través de las redes sociales, su hija Johana, también bailarina, agregó: "Fue todo muy rápido, falleció mi papá… Él seguirá brillando en las estrellas".

En septiembre pasado, el artista había sido entrevistado por Infobae y allí, además de contar que estaba atravesando un duro momento económico –las jubilaciones de él y su esposa solo les alcanzaban para “sobrevivir”- reveló que seguía triste por no haber podido bailar su último tango. Es que a raíz de un caso de mala praxis, en 2016 se había visto obligado a abandonar los escenarios: sufrió una perforación intestinal en medio de un procedimiento. Si bien se recuperó, sus músculos se debilitaron y nunca más pudo volver a bailar.

Embed

“Mi problema es la lumbalgia que se me hizo por aquel caso de mala praxis, no puedo caminar ni 50 metros. De todas formas, estoy bien de salud, tanto física como mentalmente. Voy de la cama a la silla, miro televisión, intento moverme un poco y estoy un rato con el perrito”, contó.

Pese a tratarse de una de las figuras más emblemáticas del tango porteño, no habrá ningún velatorio público por expresa voluntad de Copes. “Él no quería nada de eso, pidió que lo cremaran y eso es lo que vamos a hacer”, explicó su esposa, quien comentó que piensan en despedirlo en la intimidad de su familia.

Fuente: Télam e Infobae

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

81.818181818182% Me interesa
0% Me gusta
9.0909090909091% Me da igual
9.0909090909091% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario