Por una moto, su "amigo" lo mató de 23 puñaladas

Durante el juicio, el policía a cargo de detenerlo declaró ayer que escuchó la frase con la que el acusado se autoincriminó en el asesinato.

Neuquén.- "Yo sólo quise recuperar mi moto", confesó el acusado de haber matado a un hombre en 2014 cuando la Policía allanó su casa. Nunca imaginó que esa frase iba a ser prueba clave en el juicio que se desarrolla en su contra.

Se trata de Rubén Funk (41), quien está acusado de haber asesinado a Marcelo "Pinino" Rojas (42) de 23 puñaladas luego de una violenta pelea . El motivo: la víctima se había llevado la moto de su amigo y el atacante intentó recuperarla.

Desde el primer momento, el atacante fue el principal sospechoso, por eso los investigadores llegaron hasta su casa. Cuando entraron, Funk reconoció que quiso recuperar su moto. La confesión que escucharon los policías salió a la luz cuando el jefe del departamento de Seguridad Personal, Sergio Llaytuqueo, declaró en la audiencia de ayer y le aseguró al tribunal que "lo escuchó autoincriminarse".

Funk atacó a Pinino Rojas porque sospechó que le quería robar la moto. Al encontrarlo, comenzó a asestarle puñaladas con un cuchillo, sin darle tiempo a defenderse o devolverle el vehículo.

Esto ocurrió en la madrugada del 27 de diciembre de 2014, en una precaria casilla de Los Polvorines, del barrio Don Bosco.

Rojas salió pasada la medianoche en la moto de Funk, tardó unos 15 minutos, y al regresar se encontró rápidamente con la muerte.

En el allanamiento, los policías secuestraron la moto con varias manchas de sangre.
Durante el traslado desde la U11 a las salas de audiencia, Funk se trenzó a golpes con varios internos y tuvieron que ser separados por los penitenciarios.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído