Rompevidrios se le metieron en el auto en plena Multitrocha y se defendió a mordiscos

Una mujer logró evitar que le roben la cartera en la esquina de la ruta 22 y Chaneton donde le reventaron una ventana.

Otra vez los rompevidrios actuaron en uno de los semáforos de la Ruta Nacional 22. Esta vez, la mujer que estaba sentada del lado del acompañante del auto que esperaba la luz verde para avanzar, se defendió a mordiscos y los ladrones no pudieron llevarse su cartera.

El intento de robo se produjo el martes pasado a las 19 en el cruce de la multitrocha y calle Chaneton.

Te puede interesar...

Myriam Muñoz viajaba desde el centro hacia el Espacio Duam en un vehículo Toyota cuando el semáforo frenó la marcha del vehículo. Fue entonces que sintieron un tremendo estallido y de repente un hombre se metió dentro del auto encima de la mujer.

Sentí un golpe terrible y en segundos tenia a un tipo con casco metido adentro del auto, yo tenía mi cartera abajo en los pies, no se veía”, relató a LMN la víctima, quien dijo que esos escasos segundos fueron interminables y que escuchaba los bocinazos y gritos.

El delincuente trató de sacarle la cartera y ella instintivamente la tiró hacia el lugar del conductor por lo que el ladrón forcejeó y la tomó del cuello. En esos movimientos la mano del delincuente quedó en la cara de Myriam y ella lo mordió.

Enseguida el ladrón salió del vehículo y se subió en la moto en la que lo esperaba su cómplice y se dieron a la fuga.

La escena dentro del auto era un desparramo de vidrios y la cara de Myriam estaba toda ensangrentada por lo que en primer término pensaron que la había cortado.

“Con una agresividad tremenda me dio vuelta la cabeza, y al darme vuelta su mano quedó en mi cara, y lo mordí. Y ahí se fue, no pudo llevarme la cartera”, describió.

La víctima quedó muy asustada con la situación violenta que le tocó vivir. El ladrón solo llegó a arrebatarle los lentes de sol que tenía puestos.

“La gente le gritaba e insultaba. Llegué a mi casa llena de vidrios, tengo cortes en el pecho y en la espalda. Tengo mucho miedo, una sensación muy fea”, contó la mujer, quien finalmente no radicó la denuncia policial.

Myriam logró ver que el joven que se le metió en el vehículo llevaba una campera verde y un casco azul claro, mientras que la moto en que viajaba era de baja cilindrada.

LEÉ MÁS

Volvieron los rompe vidrios: tres robos en pocos días

En 10 minutos, les robaron a dos mujeres en el semáforo de Sapere

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído