La menor se bañaba junto a sus tías y su abuela (todas vivían en Junín) en la confluencia de los ríos Aluminé y Catán Lil. Al parecer, habría dejado de hacer pie en un pozón y terminó arrastrada por la correntada.

"Se estaban bañando cuando la corriente comenzó a arrastrarla aguas abajo. Sus familiares intentaron rescatarla, pero ninguno sabía nadar", informó el comisario José Cuadrado, director de la zona Sur.
El hecho sucedió cerca de las 19 del lunes y el cuerpo fue encontrado casi una hora después por un familiar que colaboraba con bomberos y policías en la búsqueda.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído