Shopping del oeste genera expectativas y temores

Los vecinos prevén que su apertura traerá un cambio de hábitos.

Andrea De Pascalis
depascalisa@lmneuquen.com.ar

Neuquén > Las motores y los obreros no paran. En pleno mediodía de marzo, las máquinas que cortan los perfiles metálicos se escuchan desde todas las casas. Los vecinos están expectantes, los rumores son varios pero coinciden en que no queda mucho tiempo para que el shopping del oeste abra sus puertas.
"Decían que era marzo, pero todavía no terminan", repiten los vecinos, y coinciden en que será muy cómodo tener un centro comercial a pocos pasos, pero temen por los embotellamientos, los ruidos y saben que los más chicos ya no podrán jugar tranquilos en la vereda.
En el oeste de la ciudad, sobre la calle Doctor Ramón entre Casilda y Reconquista, se está terminando de construir este centro comercial que, según indica el cartel de obra, se llamará Shopping Paseo Oeste (ver aparte).
Ocupa una manzana completa y nada tiene que envidiarles a los centros comerciales del centro. Consultados, los vecinos creen que la apertura de este espacio impactará de todas maneras. Los comerciantes de Doctor Ramón esperan que el movimiento genere más seguridad.
Dicen estar cansados de los asaltos y tiroteos. Los vecinos dudan un poco que esto pase porque la obra se levantó frente a sus viviendas y ya no pueden ver qué pasa del otro lado. Donde antes había un predio
abandonado ahora se levanta un paredón sobre la calle Gotlip que los preocupa porque sienten que quedaron aislados.
"Ahora los delincuentes no pueden salir para ningún lado y se meten en las casas para zafar", comentó
Amanda, quien luego aclaró: "Creo que también puede ser un beneficio porque antes teníamos en ese lugar un descampado, y se juntaban a pispear qué pasaba en las casas, y hubo muchos robos".

Versiones y quejas
Las versiones corren de puerta a puerta y, como en todo barrio, lo que sabe uno también lo escuchó el otro. "Dicen que van a poner un McDonalds", señalan unos, "dicen que vamos a tener de todo y que
van a construir un patio de comidas", acotan otros. En tanto, otro grupo de vecinos coincide en que
"sería bueno que pongan una farmacia o cajeros automáticos". Las expectativas son muchas, pero poco es lo que se sabe en detalle.
"Fue un impacto al principio porque nosotros (los vecinos) habíamos plantado árboles y estaba todo hermoso y con sombra. Vinieron, arrancaron todo, pusieron el paredón y dejaron los canteros pero todavía no plantaron nada", contó Edith.
Otra de las quejas de los vecinos es que sienten que se perdió la privacidad. "El primer piso es todo vidriado y desde ahí arriba se ve el patio de las casas. Eso nos preocupa y enojó bastante cuando lo
vimos", contó Viviana.

Tránsito y seguridad
Por otra parte, los vecinos consultados coinciden en que la megaobra, cuando abra sus puertas, impactará en el tránsito de la zona de manera negativa.
"A veces no podemos estacionar o dejan los autos en cualquier lado, seguro que cuando abra no vamos a poder dejar nada afuera", coincidieron Amanda y Edith.
Pero también aclararon que en ese mismo lugar hace cinco años hubo un intento de toma y que hoy prefieren que se levante esta construcción y mueva a todo el barrio, antes que sufrir los intentos
de usurpación que generan más inseguridad a la zona.

"Acá roban a plena luz del día sin ningún problema. Tal vez tengamos más policías, pero tampoco sabemos si va a mejorar o empeorar". Ethel. Comerciante

"Lo bueno es que van a generar trabajo. Nos preocupa que con este paredón se puede convertir la calle en un refugio para los delincuentes". Viviana. Vecina



Una construcción moderna donde hubo una toma
Neuquén > Donde termina el centro comercial de calle Godoy y los locales se transforman en rubros barriales y de necesidades diarias, aparece en medio de las casas bajas el ruido de la Avenida del Trabajador y, a sólo una cuadra de Godoy, una construcción moderna, de colores grises y rojos, con un segundo piso todo vidriado donde el verde predomina.
Hacia una esquina se muestran el ingreso y el estacionamiento, y hacia los otros laterales, paredes
que se imponen en medio del barrio.
Es el único centro comercial de esas características en todo el oeste y en poco tiempo abrirá sus puertas.
Según se detalla en una de las páginas web que informa sobre esta obra, el Shopping del Oeste es propiedad de la firma Ferracioli SA, y el centro comercial consiste en un mix de locales, gastronomía y oficinas en alquiler, con playa de estacionamiento en el exterior y servicios anexos.
El shopping tendrá 3500 metros cuadrados cubiertos sobre una manzana de 4000 metros cuadrados. Desde la comuna neuquina se informó que en la planta baja se ubicará un estacionamiento y una sala de máquinas. En el primer piso funcionarán consultorios médicos y locales comerciales. Mientras que en el segundo piso habrá un patio de comidas y un gimnasio.
La obra comenzó con los trabajos preliminares en los últimos meses de 2014 y los permisos que se otorgaron fueron por 24 meses.
Se estima que una vez que abra sus puertas no sólo impactará en forma positiva en la actividad comercial de la zona oeste de la ciudad, sino que abrirá nuevos puestos de trabajo para la gente de la zona.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído