Sicario colombiano lideraba un grupo narco en Neuquén

Hubo siete detenidos. El líder de la banda era buscado por dos asesinatos en su país en 2013.

Neuquén
Una banda de narcotraficantes colombianos que operaba en la capital provincial vendiendo y financiando droga en la región fue desbaratada ayer durante varios allanamientos realizados por la Delegación Neuquén de la Policía Federal. El líder de la organización es un sicario buscado por dos asesinatos en Colombia.
Cuatro colombianos, uno con pedido de captura internacional, y tres argentinos, entre ellos una mujer embarazada de siete meses, fueron los integrantes de la banda detenidos en el marco de una investigación federal por venta de droga en la ciudad. Los allanamientos se realizaron entre la tarde del lunes y la madrugada del martes en tres domicilios de Neuquén.
La Policía Federal de Neuquén logró incautar una importante cantidad de estupefacientes, tres armas de fuego, municiones y una suma cercana a los 100.000 pesos. De acuerdo con la información relevada por LM Neuquén, la Policía dio con una despensa ubicada en la calle Bahía Blanca, que además de vender mercadería comercializaba cocaína y marihuana.
A partir de allí, tras una investigación de más de seis meses, en la que se recabaron pruebas fílmicas, fotográficas y se realizaron seguimientos, se logró allanar, cerca de las 3 de la mañana, un domicilio ubicado en la calle Winter al 500. El lugar funcionaba como “búnker” y se detuvo a un hombre de 23 años, de nacionalidad colombiana, que circulaba en un Daewoo Matiz color rojo, en cuyo interior se secuestró un arma calibre 22.
El hombre fue identificado como Johann Sebastián Grajales Hoyos, quien registraba un pedido de captura internacional emitido por Interpol, por dos homicidios ocurrido en 2013 en Colombia.
En el búnker se encontraron además registros de préstamos en efectivo que Hoyos adjudicaba a sus clientes y detalles de las cantidades de droga que les vendía.
Fuentes cercanas a la causa indicaron que además de “proveer la droga, financiaban esa compra, y si el cliente se demoraba en cumplir con las cuotas, se les cobraba interés; de lo contrario, se los apretaba”.
El tercer operativo realizado en un domicilio sobre calle Merlo al 100 completó el círculo en el que se movía la banda. La modalidad implementada por los narcos era la siguiente: uno prestaba el dinero, otros dos cobraban las cuotas del préstamo y si el cliente no pagaba a término, otro apretaba utilizando armas de fuego para intimidar.
Mora (35), Tabares (47), Quiñones (22) y Grajales Hoyos (23), son los cuatro colombianos involucrados. El último, Johann Sebastián Grajales Hoyos, es el sindicado por las autoridades como el líder de la banda.

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído