Ante el juez Claudio Bonadio, el ex funcionario admitió el cobro de coimas y dijo que efectivamente llevaba bolsos Néstor Kirchner y Cristina Fernández. "Las entregas se hacían en el despacho presidencial de la Casa Rosada o en la Quinta de Olivos. También hubo entregas en el domicilio de De Vido", dijo.

Uberti definió su paso por el gobierno como un suplicio por lo maltratos de Néstor y Cristina y dijo que ambos sabían de lo que ocurría.

"Yo le llevaba a Néstor Kirchner bolsos con el dinero que recaudaba de las concesionarias viales que estaban bajo mi órbita. Cristina Kirchner estuvo presente varias veces en las que yo fui a dejar los bolsos, ella sabía todo lo que se hacía", dijo según publicó Infobae.

"El encargado de comunicarme mis tareas fue el ministro de Planificación, Julio De Vido. Me explicó qué había que hacer e incluso me fijó una meta que con el tiempo quedó desdibujada porque nada alcanzaba para satisfacer a "El Malo". Debía recaudar 150 mil dólares por mes de cada una de las empresas concesionarias que estaban en mi área", contó.

"Le entregué el bolso y le conté que una empresa había aportado solamente pesos; explotó, su ira fue tal que empezó a pegarle patadas al bolso y volaron los pesos por todo el despacho", agregó.

"Me maltrataban mucho. Un día, Néstor Kirchner repentinamente se dio vuelta en un avión en el que viajábamos los dos y me pegó sin ninguna razón aparente", contó.

"En otra ocasión, en un viaje a Madrid, Kirchner se molestó con el jefe de protocolo, Rubén Zacarías, porque habían llegado tarde los diarios. Entonces lo miró a su secretario Daniel Muñoz y le pidió que le dé tres. Muñoz se paró y le dio tres trompadas a Zacarías que lo dejaron en el piso. 'Esto es para que sepas qué les pasa a los traidores', exclamó Kirchner al aire", concluyó.

LEÉ MÁS

La causa de los cuadernos suma más arrepentidos

CFK pidió la nulidad de la causa y recusó a Bonadio

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído