El clima en Neuquén

icon
Temp
79% Hum
La Mañana Crimen

Un acusado por un crimen en Valentina Sur se descompensó y murió

Gustavo Gruich, de 36 años, se encontraba detenido en prisión domiciliaria en Junín de los Andes a la espera del juicio por el crimen de Lucas Suazo.

Gustavo Gruich (36) se encontraba detenido en prisión domiciliaria en Junín de los Andes acusado de haber matado a un joven Suazo en Valentina Sur, miembro de la familia con la que protagonizaba una disputa barrial que tenía en vilo a los vecinos, de manera similar al conflicto que se vive en Villa Ceferino. Aún la causa por el crimen no había llegado a juicio y ahora, sin otros sospechosos, va camino al archivo.

Según la teoría de la fiscalía, el 4 de diciembre de 2020 entre las 16:15 y 16:20, en calles Bustos Pérez casi San Ignacio, Gruich arribó a la plaza del barrio que allí se encuentra en un vehículo Volkswagen Bora de color gris, del cual descendió y disparó varias veces por la espalda contra Lucas Suazo –un tiro lo impactó–. Luego, escapó nuevamente a bordo del auto y se refugió en el domicilio de su madre del barrio La Sirena, donde se lo detuvo a la semana siguiente.

Te puede interesar...

Entre las principales pruebas que aportó la fiscalía para ubicar a Gruich como autor del disparo letal estaban los cruces de antenas telefónicas que marcaron el recorrido coincidente con su ubicación en la escena del crimen y luego desplazándose hacia la casa de su madre, así como los videos de las cámaras de seguridad de la zona. Estas captaron a un hombre "de fisonomía y vestimenta similar" a la que tenía el acusado el 30 de noviembre al ser detenido en otro hecho.

Además, la fiscalía ubicó el crimen en el marco de enfrentamientos barriales, donde el día anterior Gruich acudió a la comisaría para decir que la víctima (Suazo) le había disparado cuando iba con su hijo pero que "no iba a denunciar, sino que lo resolvería a su manera", casi advirtiendo del crimen en ciernes.

La carga probatoria permitió que la fiscalía lo acusara como autor de homicidio agravado por uso de arma de fuego, y aunque inicialmente quedó en prisión preventiva, menos de un mes más tarde aportó un domicilio en Junín y así consiguió el beneficio de la prisión domiciliaria, donde permanecía hasta este miércoles a la espera del juicio por el crimen de Suazo.

Según pudo conocer LM Neuquén, entre la noche del martes y la madrugada de este miércoles, Gruich se descompensó en su domicilio, donde estaba cumpliendo con la prisión domiciliaria. Algunos trascendidos apuntaron a una sobredosis, pero lo cierto es que no se sabe con certeza si fue la verdadera razón. De igual manera, una ambulancia lo retiró de su vivienda y lo trasladó hasta el hospital local, donde a pesar de los esfuerzos de los médicos, no se logró estabilizarlo y el acusado falleció.

Ahora, se espera que desde la fiscalía se ordene la autopsia de rigor para determinar qué ocurrió - por una cuestión de transparencia- y así también, en caso de no contar con otros acusados, la causa por el crimen deberá archivarse. El hecho de que un hombre acusado de haber cometido un crimen muera en el marco de una prisión domiciliaria deberá ser esclarecido.

Lo más leído