Un asesino y 2 ladrones robaron la carnicería de Centenario

Se trata de la banda que asaltó el jueves pasado, disfrazados con pelucas y barbijos. Se llevaron $200 mil.

Los integrantes de la banda que asaltó, disfrazados con pelucas y barbijos, una carnicería en Centenario y se alzó con un botín de 200 mil pesos, son tipos pesados muy conocidos en el ambiente criminal y con densos prontuarios.

Tres de los cuatro detenidos quedaron con prisión preventiva por seis meses y al que zafó se le hizo una causa por encubrimiento.

Te puede interesar...

De acuerdo a lo relevado por LM Neuquén con fuentes judiciales y policiales, el encubridor, Crespín Molina, tiene un crimen en su haber en Catriel, Río Negro. En la decada del 90 participó del homicidio de un ingeniero, quien fue enterrado en la meseta.

Su condena la cumplió, en parte, en el penal de General Roca, y luego se lo trasladó a Neuquén, donde también se lo sentenció por varios robos y terminó cumpliendo pena en la cárcel de Junín de los Andes. Cuando recuperó la libertad, se quedó en Villa La Angostura, donde conoció a los hermanos Simón y Marcos Díaz.

Este último, el mayor, salió hace unos meses de prisión, donde estuvo tras ser condenado por robos calificados en la zona de San Martín de los Andes. La modalidad de robo que tenían era alquilar una cabaña y desvalijar otras en la zona. Cabe recordar que en el robo del pasado jueves los detuvieron en una casa alquilada.

Según cuenta la Policía, tras cumplir la condena regresó a Neuquén capital y estaba manejando el negocio de los inhibidores, que se los alquilaba a otros delincuentes "pero no se estaba ensuciando las manos de manera directa", confió un pesquisa.

El parate por el coronavirus presumen que lo obligó a volver a meter los pies en el barro.

Por último, el Chileno Villalobos Gutiérrez, quien cayó por robos en Chubut y estaba cumpliendo condena hasta que el gobierno de Mauricio Macri decidió expulsar del país a los presos extranjeros.

Lo cierto es que el Chileno regresó de manera ilegal a Argentina y se presume que ingreso por un paso clandestino cerca de Junín de los Andes. Durante el asalto a la carnicería fue identificado como el más violento de todos.

Hoy los tres detenidos están en distintas alcaldías de la capital neuquina acusados por el delito de robo doblemente calificado, por haber sido cometido con armas de fuego y por ser en poblado y en banda.

De ser hallados culpables en un juicio, podrían recibir penas efectivas que van de 5 a 15 años de prisión y las declaraciones de reincidencia en algunos casos.

LEÉ MÁS

Quedó presa la banda que robó una carnicería con pelucas y barbijos

Con pelucas y barbijos, robaron $200 mil en una carnicería

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído