Un cuento de nunca acabar: con la mentira de su hija muerta engañó hasta a jueces

Es zapalino y ha dejado un tendal de víctimas con el ardid que usa para viajar. LM Neuquén lo descubrió luego de la publicación de una nota en la que se relataba un episodio solidario en La Pampa.

Con la historia de su hija fallecida por una enfermedad coronaria, Maximiliano Fernando Valdebenito hizo caer a varias personas en La Pampa, el Alto Valle, Neuquén, la comarca petrolera y Zapala, de donde es oriundo. Entre sus víctimas se cuentan hasta funcionarios judiciales y del Gobierno.

Luego de rastrear si existían acciones legales iniciadas por la Justicia neuquina, LM Neuquén pudo confirmar que no había denuncias en su contra porque las víctimas le entregaron montos exiguos a modo de ayuda y prefirieron no hacer nada.

Te puede interesar...

Entre las víctimas hay una jueza del interior. La magistrada junto con su familia volvían de Buenos Aires y lo levantaron en 25 de Mayo, La Pampa. El hombre, que iba en el asiento trasero, montó toda una escena en la que hablaba por celular con angustia y desesperación hasta que en un determinado momento cortó la llamada y comenzó a llorar.

Cuando le consultaron qué le había ocurrido, el estafador les contó su ensayada rutina. “Me acaban de avisar que mi nena de 2 años falleció por la afección cardíaca que tenía”, relató el hombre.

La jueza y su familia se angustiaron muchísimo, lloraron a la par porque, obviamente, la situación era tremenda. De hecho, lo acercaron hasta Cutral Co e incluso le pagaron un pasaje de colectivo a Junín de los Andes, donde estaba la nena.

Pero la historia no concluyó ahí. Al día siguiente, Valdebenito, que había agendado el teléfono de la magistrada, quien se lo ofreció en virtud de las circunstancias, la llamó y le pidió que le prestara dinero para comprar el ataúd. Sin dudarlo, la jueza le giró dinero de inmediato.

santa rosa.jpg

Una fuente consultada por LMN confió que en Zapala “ha hecho varias veces esta estafa”. Y aseguró: “Pasa que son montos pequeños y la gente no lo denuncia, pero el dato pasa de boca en boca y todos saben quién es este muchacho”.

Al ardid de la historia de la hija muerta se suma que también intentó apretar a un funcionario de la Subsecretaría de Trabajo. “Le dijo que había gente jodida que lo estaba siguiendo, que se cuidara porque le conocían todos los movimientos. Fue algo medio mafioso”, reveló la fuente. Lo cierto es que el funcionario le advirtió que si continuaba molestando lo iba a denunciar, y ahí el estafador dejó de insistir.

--> Lo descubren por las redes sociales

El hombre engañó a una joven a la que le dijo que iba a Senillosa para seguir camino a Chos Malal para velar a su hija. La joven lo puso en Facebook y la viralización sacó a la luz que se trataba del estafador zapalino.

LEÉ MÁS

Una estafa al corazón: el relato del papá que perdió a su hija era un engaño por dinero

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas


Lo Más Leído