Una estafa al corazón: el relato del papá que perdió a su hija era un engaño por dinero

El hombre de 32 años, que conmovió porque hacía dedo desde Buenos Aires a Neuquén luego de que su hija muriera, resultó ser un conocido estafador. Tras la publicación de LMN, se conocieron numerosas denuncias.

El dolor de un padre que perdió a su pequeña hija por una enfermedad coronaria. Una increíble historia que desató la solidaridad desde Buenos Aires a Neuquén para que pudiera llegar al sepelio de su hija. Y ahora, para seguir remandola, a pesar de los golpes que da la vida, pedía ayuda para conseguir un trabajo.

La noticia conmovió a la provincia de La Pampa y LM Neuquén se hizo eco de semejante gesto y conmoción.

Te puede interesar...

Todo era mentira. El engaño de un estafador, que suma denuncias a lo largo y a lo ancho de la provincia y que juega con los sentimientos y el espíritu solidario de decenas de personas.

No es padre, no está casado, no vive ni en Ruca Choroy, desde donde supuestamente había partido con su esposa hasta el hospital Garrahan.

Tras la publicación de la noticia, gran cantidad de personas solidarias -que en distintas oportunidades le habían dado plata- denunciaron la estafa de la que fueron víctimas.

En los relatos se repite el modus operandi: el hombre se mostraba dolorido por la pérdida de un hijo y la gente lo ayudaba con dinero y también con pasajes de colectivo.

Maximiliano Benítez -como dijo llamarse- o Fernando Baldevenito -como dicen que se llama-. El pasado domingo, gran cantidad de vecinos de La Pampa se conmovieron al verlo con un cartel que decía "Falleció mi hija y necesito viajar a Neuquén", por lo que decidieron pagarle el pasaje y, además, le dieron dinero.

Estafas en el Alto Valle

Una de las estafadas fue una joven que en noviembre del año pasado se subió a un colectivo de la empresa Ko-Ko y el hombre se sentó atrás suyo. "Me empezó a decir que estaba muy triste, que su bebé había tenido un accidente, que había muerto y que no había dormido nada en toda la noche. También me dijo que su esposa y su mamá estaban viajando a Chos Malal", contó a LMN la denunciante.

Más tarde, y tras intercambiar los números de celular, el hombre le escribió y ella, conmovida, fue hasta la terminal de ómnibus y le hizo un giro de dinero, lo último que le quedaba. "Era fin de mes y no cobraba hace cinco meses. Le di la última plata que tenía, que eran 400 pesos", aseguró.

La joven también lo quiso ayudar a través de una publicación en su Facebook, donde indicaba que el hombre estaba viajando a Senillosa y necesitaba llegar a Chos Malal, donde velarían a su hija.

DENUNCIA-ESTAFADOR

A partir de la difusión de la historia, comenzaron a llegarle relatos de otras víctimas. Allí le contaron, por ejemplo, que una academia de baile juntó dos mil pesos luego de que el hombre apareciera en el lugar y dijera que su hija había tenido un accidente y que no podía volverse. También se enteró de casos en Plottier, Senillosa, Chos Malal y Neuquén.

Vive en Zapala

Algunos conocidos del estafador -de 32 años- comentaron que vive en la ciudad de Zapala, donde también habría hecho fechorías por lo que debió ampliar su radio delictivo y comenzó a expandirse hacia el norte neuquino y el Alto Valle.

¿Qué le dijo a LMN?

La pequeña Candela Luján, de 2 años y 7 meses, había nacido con problemas cardíacos. El joven dijo que con su pareja comenzaron a recorrer distintos hospitales. Primero fue en Roca, luego la clínica San Lucas, y la semana pasada llegaron hasta el Hospital Garrahan en Buenos Aires con la ilusión de que su hija sea operada.

Pero el domingo a la mañana, antes que la pequeña ingresara al quirófano, un paro cardíaco terminó con su padecimiento. Aunque la vida pareció acabarse para él, decidió seguir adelante.

santa rosa.jpg

Desde Buenos Aires recibió la ayuda de una mujer quien lo alcanzó hasta Santa Rosa, La Pampa. Allí Maximiliano se apostó en la ruta con un cartel que decía “Falleció mi hija y necesito viajar a Neuquén”.

En las redes se viralizó el pedido solidario y la comunidad pampeana rápidamente llegó.

Así pudo viajar hasta Neuquén y más tarde a Zapala. "Estoy muy agradecido de la gente de Santa Rosa que me ayudó. Hoy me siento mal, fue todo tan rápido, por las noches no puedo dormir", le había dicho a LMN.

LEÉ MÁS

Desde Buenos Aires a Neuquén: gracias a la solidaridad pudo llegar al velorio de su hija

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas


Lo Más Leído