Un ex funcionario K cayó con las manos en la masa

El que fuera Nº 2 de De Vido intentó enterrar millones en un convento.

Buenos Aires.- El ex secretario de Obras Públicas del kirchnerismo, José López, fue detenido ayer en el partido bonaerense de General Rodríguez cuando intentaba esconder millones de dólares, euros y relojes de lujo en un convento, y al ser capturado la Policía le secuestró también un arma de fuego.
El ex número dos del Ministerio de Planificación Federal que encabezaba Julio de Vido, quien incluso lo consideraba su "mano derecha", llevaba consigo alrededor de 160 fajos que incluían, además de dólares y euros, yuanes y riyales cataríes. Anoche, en un espectacular operativo, el ex funcionario fue trasladado a Moreno donde fue alojado a la espera de que sea llamado a declarar.
A López le encontraran una carabina marca Sig Saguer calibre 22 serie XA 033368 entre sus pertenencias.

Pero más tarde el fiscal federal Federico Delgado pidió la detención de López por el presunto delito de enriquecimiento ilícito, al ser descubierto con millones de dólares en su poder cuando intentaba esconderlos en el Monasterio Nuestra Señora de Fátima, en la zona oeste del Gran Buenos Aires.
Delgado es el fiscal interviniente en una causa que por aquel delito investiga el fiscal Federal Daniel Rafecas desde hace un par de años contra López.

En la puerta de ese predio, ubicado en General Mansilla entre Batallón Norte y Comandante González, el ex funcionario fue encontrado in fraganti después de que la Policía recibiera un llamado telefónico anónimo que alertaba sobre la presencia de un automóvil en marcha -Chevrolet Meriva- y de un hombre arrojando bolsos hacia el interior del monasterio.

Así lo explicaron los ministros bonaerenses Cristian Ritondo (Seguridad), Gustavo Ferrari (Justicia) y el jefe de la Policía provincial, Pablo Bressi, en una rueda de prensa en la que se informó que López entró en "estado de shock" cuando los uniformados acudieron al lugar, apenas "tres minutos después de haberse recibido un llamado al 911".

"El estado de shock fue porque habría querido sobornar a la Policía. El nerviosismo le agarra porque habría intentado sobornar y no se aceptó", aseguró Ritondo, y agregó que tras la detención pasó a sufrir "una fuerte depresión".

El ex funcionario kirchnerista se movilizaba en un vehículo Chevrolet Meriva radicado a su nombre en Río Gallegos, según dijo Ritondo, que añadió que la Policía también secuestró seis relojes de lujo, dos de marca Rolex, dos Omega, un Hamilton y un Tommy Hilfiger, además de bolsos con dinero.

Macri cree que es bochornoso

El presidente Mauricio Macri definió anoche a la detención del ex funcionario kirchnerista José López como un "episodio bochornoso", al tiempo que resaltó que "está bueno" que se pongan "a la luz todas las prácticas que se quieren erradicar".

"Estas herramientas son muy valiosas, porque el expediente electrónico permite alejarse de la discrecionalidad del funcionario, pero también en el ahorro de tiempo y en la transparencia. Eso nos va a alejar de episodios bochornosos como con el que hemos amanecido hoy", sostuvo el mandatario al presentar el Plan País Digital.

Resaltó que el Gobierno "está cambiando, claramente". "Está bueno que pongamos a la luz todas las prácticas que queremos erradicar", concluyó Macri, quien estuvo acompañado por el salteño Juan Manuel Urtubey.

Se habla de un intento de soborno

El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, advirtió ayer que el ex secretario de Obras Públicas del kirchnerismo José López "habría querido sobornar" a los policías que fueron a detenerlo. Así lo sostuvo en medio de la polémica entorno al ex funcionario, quien, según el Gobierno, fue detenido con equipaje que contenía "cuatro monedas diferentes, una mayoría de dólares, euros, yenes y una moneda de Qatar" y un "arma de fuego".

Según Ritondo, "luego le dijo a las monjas que los policías le querían robar la plata que había llevado a donar".

Clave en el manejo de todas las obras públicas

Identificado como la mano derecha del ex ministro de Planificación Federal Julio de Vido, José Francisco López, ejerció el cargo de secretario de Obras Públicas a partir de 2003 y continuó hasta el fin de la administración kirchnerista, doce años más tarde.

Actualmente, el ex funcionario, sorprendido con una cifra millonaria en fajos de dinero en el interior de un convento del partido bonaerense de General Rodríguez, es diputado para el Parlasur y asesoraba a De Vido, quien es diputado nacional.

Considerado un hombre que llegó a su cargo avalado por el mismo Néstor Kirchner, tras una carrera en la misma área en Santa Cruz, López tuvo una enorme influencia en el manejo de la obra pública durante sus doce años de gestión.

Se llegó a decir que el ex presidente propició la llegada de López al cargo para que se constituyera en un contrapeso con el ministro del área en el reparto de poder.

Incluso en algunos de los actos encabezados por Cristina Kirchner, la entonces presidenta solía interactuar con el influyente encargado de la obra pública nacional.

Antes de llegar en 2003 a la Nación, ya se había desempeñado en otros cargos relacionados a la obra pública en Santa Cruz.

Se inició en la gestión pública en 1991: durante tres años fue vocal del directorio de la Administración General de Vialidad Provincial del pago de Néstor Kirchner.
A partir de 1991 y durante tres años fue vocal del directorio de la Administración General de Vialidad Provincial de Santa Cruz.
En 1992 y 1993 representó al mismo distrito ante el Consejo Interprovincial de Ministros de Obras Públicas y entre 1994 y 2003 ocupó el cargo de presidente del directorio del Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda del mismo estado patagónico.
Durante su gestión en la Nación, el hombre oriundo de Tucumán y nacido hace 55 años ya había incrementado sus bienes 14 veces desde que asumió su cargo, de acuerdo con su declaración jurada.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído