Un ladrón murió y otro resultó herido tras intentar asaltar una confitería

Ocurrió este viernes cuando se enfrentaron con un policía de civil. Ocurrió en el barrio porteno de Almagro.

Un ladrón murió y otro resultó herido este viernes durante un supuesto tiroteo con un subcomisario de la Policía Federal tras haber ingresado con fines de robo a una confitería del barrio porteño de Almagro.

El incidente se produjo en horas de la mañana, minutos antes de las 11:00, en un local gastronómico ubicado en Pringles y Presidente Teniente General Juan Domingo Perón. Allí, el subcomisario de la Federal se encontraba como cliente, junto a otra decena de personas, cuando ingresaron los delincuentes con fines de robo.

Te puede interesar...

En ese comercio, ubicado a metros del Hospital Italiano, el policía, integrante de la División Gestión de Servicios Adicionales de la Superintendencia de Transporte, tomaba un café junto a su esposa.

Según informaron voceros policiales, al lugar del incidente, un local de la cadena Bonafide, llegó un automóvil Peugeot 308 negro del que bajaron dos delincuentes armados, quienes entraron al comercio y redujeron a los presentes, incluyendo a los empleados que se encontraban trabajando.

Testigos dijeron que los ladrones ingresaron "tranquilos", primero fueron hasta "la caja" registradora a pedir que se les entregara la recaudación y luego llevaron a todos los empleados "hacia atrás, a la cocina".

"Empezaron a quitarle las pertenencias a todos los que estaban en el local, computadoras, dinero y demás", dijo el comerciante dueño del local, llamado Maximiliano.

En este sentido, indicó que entre los clientes "en un rincón" había "un subcomisario de civil" que actuó "muy bien", ya que "mantuvo la calma" y cuando los delincuentes se retiraban "vio la oportunidad y dio la voz de alto".

bar almagro ladron muerte2.jpg

De inmediato, según dijeron testigos, el policía salió a perseguir a los ladrones y en ese contexto se produjo un supuesto intercambio de disparos que terminó con un delincuente muerto y el otro herido en las piernas.

El asaltante que perdió la vida cayó abatido en cercanías del cruce de Pringles con Potosí, mientras que su cómplice fue trasladado, detenido, hasta el Hospital Durand.

Un tercer delincuente, el que conducía el auto Peugeot, dejó el vehículo abandonado a pocos metros del lugar del tiroteo y se dio a la fuga de a pie.

El dueño de la confitería comentó que en una de las vidrieras de su local quedaron tres orificios de bala que "fueron de adentro hacia afuera".

Las patentes del auto abandonado por los asaltantes estaban cambiadas, ya que el rodado tenía pedido de secuestro porque había sido robado en el partido de Avellaneda. Además, fuentes policiales confirmaron que en poder de uno de los delincuentes fue secuestrado un revólver.

"Acá es una zona que una vez por mes tenemos robos. Después de las cinco o seis de la tarde es tremendo. Es una zona complicada. No tenemos policía", se quejó Maximiliano, según consignó el diario Clarín en su página de internet.

LEÉ MÁS

Estudios desmienten el embarazo de Nahir y sería sancionada

Macri propuso "prohibir completamente" la venta de armas de guerra a civiles

Fuente: NA

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído