Un testigo clave identificó a siete rugbiers en la golpiza a Fernando Baez Sosa

"Escuché voces que decían 'Negro de mierda'. Fernando no pegó, solo trataba de defenderse", aseguró el joven.

Un testigo que se presentó voluntariamente este lunes en la causa que investiga el asesinato de Fernando Baez Sosa en manos de un grupo de rugbiers, dio detalles precisos de lo ocurrido e identificó a siete de los diez detenidos.

El aporte llegó de parte de un joven testigo que voluntariamente se presentó este lunes en la fiscalía que investiga el hecho y que no forma parte del grupo de amigos de la víctima, que inicialmente fueron los únicos convocados.

Te puede interesar...

"Escuché voces que decían 'Negro de mierda'. Fernando no pegó, solo trataba de defenderse. El de camisa negra le pegó dos puntinazos en la cabeza. Otro de remera blanca y pantalón oscuro también tiraba piñas y patadas", aseguró el testigo, un joven turista de 21 años que durante dos horas dio detalles de la golpiza.

Los abogados de la familia de Fernando lo consideran un relato contundente porque logra ubicar a por lo menos siete de los imputados en la escena, cumpliendo diferentes roles en el crimen.

Según la declaración a la que tuvo acceso Clarín, el testigo detalló: "Al único que vi que le pegaba en la cabeza era el de camisa negra. El de camisa negra arengaba y le decía 'cagón, levantate'". El indicado por el joven, el de camisa negra, se trata de Máximo Thomsen, imputado como coautor e indentificado en todas las ruedas de reconocimiento.

"Estábamos enfrente al boliche y en eso veo que a donde había estacionado un auto marca VW modelo Vento que se empieza a sacudir, puse mi atención ahí y advertí que había una pelea. Veo justo cuando cae Fernando, vi claramente cuando le pegaban. Lo primero que veo es a Fernando como arrodillado tratando de defenderse con los brazos, él imposibilitado de pegar, solo tratando de defenderse", contó.

Respecto a la identificación de los atacantes, mantuvo el nivel de detalle: "Uno de los que vi fue el de camisa negra desprendida (Thomsen). Ese chico parecía el líder del grupo, era el que iba al frente, el que más pegaba. También vi que le pega una segunda persona, que llevaba una remera de color blanca, de pelo corto con rulos, pantalón largo oscuro, de tez blanca... Había dos más que estaban de espaldas a mí que también le pegaban patadas a Fernando. Solo vi que llevaban ropa clara arriba".

La declaración de este testigo clave podría ampliarse este martes. Mientras tanto, los diez rugbiers detenidos llegaron temprano a la sede de la Secretaría de Seguridad de Villa Gesell a la espera de la última jornada de ruedas de reconocimiento ordenadas por la Justicia.

Fuente: Clarín

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído