"Acá la situación es mejor"

Francisco Cerviño, CEO del Banco Comafi, inauguró una sucursal.

El Banco Comafi desembarcó en Neuquén con la expectativa de explotar la bonanza provocada por el boom petrolero de Vaca Muerta. “Vemos que Neuquén pasa por una situación mejor que otras capitales de provincia”, consideró Francisco Cerviño en una entrevista con este diario, ayer un rato antes del corte de cintas de la nueva sucursal. “La estrategia de crecimiento contempla expandirse a las capitales de provincias”, dijo.

El salón para atención al cliente se enclava en la Avenida Argentina 101 de la ciudad. En la sede se desempeñan nueve trabajadores, la mayoría vecinos de Neuquén.

Cerviño aseguró que al momento de la apertura de la sucursal en el centro neuquino “ya tenemos una cartera interesante de clientes, gracias a que sumamos a personal muy valioso para llegar a los objetivos planteados”.

Agregó que “toda la cadena de valor del petróleo, el turismo, la fruticultura y el nicho de la vitivinicultura presenta un gran potencial en la provincia”. A renglón seguido, remató con entusiasmo: “Le tengo muchísima fe a Neuquén”.

“A quien está muy apremiado por las deudas le aconsejaría que en este momento haga todos los esfuerzos por desendeudarse. No recomendaría refinanciar deudas con las tasas que tenemos”, dijo Francisco Cerviño, CEO del Banco Comafi

Las expectativas del directivo del banco son mejores que la experiencia inmediata. La corrida cambiaria, la devaluación y la suba de tasas operada por el Gobierno para enfrentar la coyuntura complicaron la rentabilidad tanto de los bancos, como la de otros sectores de la economía.

El Comafi generó una cartera de clientes con anterioridad a la apertura de su sede en Neuquén, ubicada en Avenida Argentina al 101.

Cerviño consideró que para fines del año que viene debiera estar estabilizado el panorama si se concreta la caída de la inflación esperada. En ese contexto, el CEO cree que se podría llegar a diciembre de 2019 con tasas de interés de alrededor del 25 por ciento. “Este fue un año duro. Los bancos sufrieron a la par del resto de la economía. La renta de los bancos bajó mucho. Con las tasas por encima del 60 por ciento, para los bancos se complican todos los negocios”, puntualizó Cerviño.

El banquero no tiene dudas de que el año que viene será mejor que el que está terminando. “El efecto Vaca Muerta, la cosecha de granos y la situación cambiaria van a ayudar a la economía en general”, se esperanzó el CEO.

Este año, el banco registró quiebres en las cadenas de pagos de algunos sectores. “La construcción, los textiles y todo lo que se vincula con la obra pública” fueron las actividades más complicadas, dijo.

LEÉ MÁS

Pechi contra Crisafulli por los terrenos: "No debería confundir su rol institucional con su rol de militante kirchnerista"

Las elecciones provinciales serán el 10 de marzo 2019

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario