Arrasador

El despertar de la fuerza convoca a millones y ya es récord de recaudación. El film consolida la saga como un fenómeno cultural y un éxito de taquilla.

Neuquén.- En el primer fin de semana de su estreno, Star Wars: el despertar de la fuerza convocó a 270.668 espectadores en todo el país y, como era de esperarse, se colocó al tope de la taquilla nacional.

Neuquén no se quedó afuera de la tendencia: 3944 personas acudieron a las salas 3D –las preferidas– para disfrutar de la producción de J. J. Abrams en la que los actores de la trilogía original (Carrie Fisher, Mark Hamill y Harrison Ford) se reencuentran con los papeles que los hicieron conocidos en el mundo entero.

Sólo en las salas 3D de Village Neuquén, 3944 personas disfrutaron de Star Wars. Muchas fueron disfrazadas.

270.000 personas en todo el país vieron la película entre jueves, viernes y sábado.

Una máquina de facturar

El fervor por el episodio VII de La guerra de las galaxias se propagó a casi todo el mundo menos a China, que tendrá un estreno en diferido el 9 de enero. Se espera que el balance de este fin de semana le reditúe unos 215 millones de dólares en América del Norte. Así, posiblemente supere los ingresos históricos de 208,8 millones que tuvo Jurassic World en su estreno en junio.

Según Dave Hollis, jefe de distribución de Disney, el viernes el film se enfilaba a recaudar más de 100 millones de dólares tan sólo en los cines de Estados Unidos y Canadá. Esta cantidad rebasaría lel récord histórico, de 91,1 millones de dólares, que logró en un solo día en 2011 la cinta Harry Potter y las reliquias de la muerte: parte 2.

La realización –tuvo un costo de producción de unos 200 millones de dólares– también ha impuesto marcas en el extranjero, como en Gran Bretaña, donde en un solo día, el jueves, captó 14,4 millones de dólares. Las proyecciones en 3D y en formato Imax han contribuido a impulsar recaudaciones sin precedentes. Disney dijo que el 47% de la taquilla del jueves provino de funciones en 3D y 5,7 millones de proyecciones en formato Imax.

Furor en la Casa Blanca

El entusiasmo por el nuevo capítulo de la saga no sólo se reflejó en los números de la taquilla y en las buenas críticas, sino también en las postales de fanáticos disfrazados que se replicaron por las salas de cine.

Como si fuera poco, la fiebre galáctica invadió la Casa Blanca, en donde el mismísimo presidente Barack Obama cerró una conferencia de prensa diciendo: "Disculpen, pero me tengo que ir a ver Star Wars". Luego de eso, aparecieron dos Stormtroopers (soldados de asalto) escoltando a un funcionario de gobierno. Obviamente, tenían que ser las fuerzas del orden y no los rebeldes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído