El clima en Neuquén

icon
22° Temp
31% Hum
La Mañana Mirtha Legrand

Así es la enorme chacra que Mirtha Legrand le regaló a Marcela Tinayre

La hija de la diva de los almuerzos disfruta cada verano de la lujosa propiedad que le regaló su madre.

Mirtha Legrand le regaló en los años 70 a su hija, Marcela Tinayre, una lujosa chacra que fue construida por Daniel Tinayre y que se encuentra ubicada en Punta del Este. Es así como la mamá de Juana Viale acostumbra a pasar sus vacaciones en Punta del Este. De hecho, se encuentra instalada en "Casablanca", como se llama el lugar, que es la espectacular chacra marítica que es propiedad de la familia desde hace casi 50 años.

Este verano, la hija de Mirtha pasa sus días acompañada de sus hijos Nacho Viale y Rocco Gastaldi, y su nieta Ambar de Benedictis, además de la novia de Nacho, Lucía Pedraza. La casa suele estar además siempre llena de amigos que visitan a la familia, como la empresaria Andrea Garrone, que pasó año nuevo con Marcela y con Ambar antes de regresar a Buenos Aires. Juana, por su parte, no fue de la partida en Casablanca este año, ya que prefirió viajar al sur de Chile.

Te puede interesar...

Según pudo saber la revista Gente, la propiedad fue adquirida por Daniel Tinayre, el legendario director de cine y esposo de Mirtha, en los años 70. A Tinayre le gustaba que el hecho de que la casa estuviera en José Ignacio, a 40 minutos del centro de la ciudad y en una zona donde por ese entonces era solo un pueblito de pescadores.

3.JPG

Según pudo saberse, por esos años el director de cine recibió críticas por haber comprado esa propiedad tan alejada del centro de la ciudad que ya comenzaba a ponerse de moda. Pero a Mirtha no le importó ya que desde la casa podía bajar directo a la playa y además ver los espectaculares atardeceres esteños.

6.JPG

Casablanca, la propiedad de la que hoy es dueña Marcela, está cotizada en 4 millones de dólares según los brokers inmobiliarios de la costa uruguaya.

La propiedad consta de un amplio chalet de estilo años 70, con techo a dos aguas, con amplio parque parquizado, pileta de natación y bajada hacia las dunas, desde donde se divisa la playa a pocos metros.

Según el medio citado, fue la propia Mirtha quien le regaló la casa a su hija, que suele pasar largos veranos en la lujosa propiedad y que ella misma se encarga de mantener actualizada y moderna.

5.JPG
7.JPG

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario