Bilardo a LMN: "Ganarle a Corea generó confianza"

A 30 años del debut de Argentina en México '86, el recuerdo del Narigón.

Fabricio Abatte
abattef@lmneuquen.com.ar


Neuquén
Los goles del infalible Valdano, los magistrales pases de Diego, la violencia extrema de los coreanos... Pasaron 30 años, pero el recuerdo de aquel partido inaugural en el estadio Olímpico Universitario (DF) permanece inalterable, porque fue el inicio de una de las máximas hazañas del fútbol argentino.

Carlos Salvador Bilardo atiende el celular y sugiere que lo llamemos "en cinco minutos al fijo" para dialogar "más cómodo". Y vaya si se relaja en la charla con LM Neuquén. No para de hablar, contar anécdotas y hasta reírse de ellas. Un Narigón auténtico. Hoy se cumple un nuevo aniversario de la presentación albiceleste en el Mundial de México '86, y el gran DT recuerda en exclusiva y a pura pasión el 3 a 1 a Corea. "Son cosas que no te podés olvidar jamás. A ese torneo iba con muchos jugadores cuestionados, de los que se decía que no estaban para la Selección. Si hasta criticaban a Diego. ¿Cómo pone a Maradona en la Selección?, me decían los periodistas", lanza con una risa contagiosa.

Respecto de aquel éxito inicial ante los asiáticos, repasa: "Los había visto a ellos jugar en la previa, eran muy fuertes pese a que la gente decía que era un partido fácil. Pero había que ganarlo por la confianza que te da el puntapié inicial y, además, luego tocaba Italia (1-1), que era difícil, un equipazo".

La Selección ganó 3 a 1 con doblete del goleador y el restante de Oscar Ruggeri. Bilardo fue uno de los pocos que confió a morir en ese equipo. "Me tenía una fe bárbara. Habíamos ganado en la previa en River y todos nos cuestionaban. Por suerte fui cabeza dura en todo sentido. Recuerdo el partido contra Inglaterra, cuando ellos hacen un cambio los jugadores nuestros me decían 'lo perdemos Carlos, lo perdemos'. Pero seguí con la mía y lo sacamos adelante", se jacta. Uno de los tantos méritos del doctor fue "convencer a los jugadores". "El Vasco Olarticochea no quería jugar de lateral, lo mismo Giusti... Pero les expliqué que era una táctica nueva, ahí nació el 3-5-2, la táctica del siglo. Y era una satisfacción ver al equipo que hacía lo que yo quería", se regocija el Narigón. Una perlita para el final: "A Diego le decía cómo tenía que pararse, cómo le dolía más al marcador desde mi experiencia en Estudiantes. Lástima que con una sola cosa no me hizo caso: le pedía que se quedara parado de cara a la tribuna, así el defensor pasaba vergüenza. Nunca quiso".


OPINIÓN
A Diego le pegaron como en ningún otro partido
Fernando Signorini, Ex preparador físico de Diego Maradona

Lo que no se puede comprender es que un tal Diego Maradona que hace 30 años comenzaba a desandar una de las mayores hazañas del deporte tenga que estar hoy prácticamente olvidado, exiliado, no sé si en un país exótico pero distinto a él, porque no hay un solo dirigente de la miserable dirigencia argentina que tenga la nobleza de reconocer todo lo que ha hecho y ofrecerle algo dentro de la AFA. Pero bueno, así están las cosas en el deporte y el fútbol hoy en Argentina. A fines de enero o febrero del 86 ya habíamos empezado a trabajar en lo físico en Italia. Diego estaba espléndido. Viajábamos y se fijaban pautas para lo que iba a ser su preparación. Lo que recuerdo de ese primer partido con Corea es que le pegaron como ninguno. Los coreanos estaban excitados, pero no era por lealtad sino porque ellos son así... El partido fue violento. Todo lo que se diga es nada porque es difícil ponerles palabras a los sentimientos, y ni hablar a sentimientos que son nostalgias. Más allá de los errores que Diego ha cometido en su vida -para los que nadie lo preparó, porque cuanto menos piensa el jugador es mejor porque es más fácil de dominar por este sistema basura-, me duele que no tenga el lugar que merece.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído